Por Patricia Moreno Sánchez

La violencia que se presenta en menores es en gran parte por la fractura del tejido social; afirmó Monseñor Felipe Pozos Lorenzini obispo Auxiliar de Puebla.
Lo anterior tras lamentar los hechos violentos registrados el miércoles en un colegio particular de Monterrey; donde un menor disparo contra su maestra y compañeros de clases, para posteriormente dispararse lo que le provocó a muerte más tarde en el hospital donde fue atendido.
Monseñor afirmó que es necesario que los padres brinden mayor atención, tiempo y amor a sus hijos lo que engloba la “amor-terapia” que recomienda el Papa Francisco.
El padre Pozos Lorenzini agregó que en la Arquidiócesis de cuenta con la Casa de la Familia donde se atienden en ocasiones a jóvenes que tengan algún problema de desintegración familiar, depresión. Para ello se cuenta con psicólogos y especialistas, además de la ayuda espiritual que los sacerdotes.

Por último invitó a los padres de familia a tener un mayor acercamiento con sus hijos, orientarlos y educarlos en valores y responsabilidad.