Por Jesús Lemus/Puebla

Militantes de Morena fracasaron en su intentona de “tomar el partido”, bajo el argumento de que hubo opacidad en el proceso interno de selección de candidatos a un cargo público.
En la invitación a medios de comunicación, literal se afirmó que varios militantes tomarían la sede de Morena, ubicada en Valsequillo.
Sin embargo, solo llegó el consejero estatal de Morena, Ricardo Ruiz Cruz, junto con otras cuatro personas a bordo de una camioneta roja que se ubicó afuera del partido estatal.
Argumentó que el líder estatal de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, Fernando Manzanilla Prieto y el diputado federal, Rodrigo Abdala Dartigues, se encargaron de los procesos de selección de candidatos.
En su caso, reconoció que aspira a un cargo público por la región de Acatlán, dejando en claro que la militancia está molesta porque se imponen a personajes que no tienen trayectoria dentro del partido de izquierda.
“Nosotros estamos en favor de una unidad real, pero aquí en el partido sólo nos hacen dar vuelta, venimos aquí a la oficina nunca nos atienden. Las cabecillas de esto es Gabriel Biestro, Fernando Manzanilla y el diputado Rodrigo Abdala”, mencionó.