El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló fundamental que las acciones encaminadas a la prevención de desastres se hagan sentir en la vida de las sociedades y no se queden en políticas y programas gubernamentales, lo anterior al encabezar la ceremonia en la cual México asumió la Copresidencia del Grupo Consultivo del Fondo Global para la Reducción y la Recuperación de Desastres del Banco Mundial.

Por ello, manifestó la importancia de apostar a una cultura de prevención que se arraigue en la realidad cotidiana de las personas, familias y comunidades, es decir, que forme parte de la mentalidad y hábitos sociales.

En presencia de representantes de la sociedad civil, de la Cruz Roja Mexicana, académicos, empresarios, de la secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, y de la Policía Federal, el Secretario Osorio Chong indicó que gestionar y reducir los riesgos causados por los fenómenos naturales es una tarea que exige corresponsabilidad nacional e internacional, porque no solo se trata de mitigar pérdidas y evitar retrocesos sociales y económicos, sino cuidar y salvaguardar lo más valioso que tenemos como países: la vida y la integridad de las personas.

Señaló que ante los fenómenos naturales es necesario actuar desde la infraestructura, planeación de ciudades y atención de poblaciones vulnerables quienes son los que sufren mayor impacto ante desastres.

Destacó la necesidad que la sociedad se involucre en las labores preventivas, desde las escuelas, hogares, colonias y centros de trabajos. “Solo podemos avanzar a partir de un esfuerzo conjunto, entre gobierno, ciudadanía, organismos internacionales, iniciativa privada y academia”, apuntó.
El titular de esta dependencia señaló que México asume la Copresidencia con la voluntad de sumar y fortalecer las capacidades institucionales locales en materia de análisis, reducción y mitigación de riesgos.

El Gobierno de la República, a través de la Coordinación Nacional de Protección Civil, asume la Copresidencia del Fondo Global para la Reducción y la Recuperación de Desastres (GFDRR por sus siglas en inglés), con el propósito de fortalecer y compartir la experiencia mexicana en materia de gestión del riesgo de desastre en el desarrollo y realización de programas de resiliencia de las grandes ciudades y municipios.