El Presidente Peña Nieto anunció cambios en su gabinete y destaca el impacto en la paraestatal, ante bajos precios internacionales del petróleo.

Toma protesta EPN a nuevos titulares de salud, IMSS y Pemex

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció el día de ayer cambios en su equipo de trabajo, nombrando al Doctor José Narro Robles, como Secretario de Salud del Gobierno de la República.
El titular del Ejecutivo dio indicaciones al nuevo secretario de salud para continuar los esfuerzos institucionales de ampliación de la cobertura de atención médica, a fin de que la población pueda ejercer su derecho constitucional a la protección de la salud.

Asimismo mejorar la calidad de los servicios que prestan las instituciones de salud federales y estatales; y fortalecer la articulación del sector salud, tanto con las instituciones federales de seguridad social, como con las respectivas secretarías de las entidades federativas.

En este sentido deberá intensificar el uso de las nuevas tecnologías, para lograr una atención médica más eficiente, oportuna y eficaz.

Al nuevo director del IMSS, Maestro Mikel Arriola Peñalosa, señaló el presidente de la república “le he encomendado continuar con el fortalecimiento financiero de esta importante institución de seguridad social”.

Así como mantener y acelerar los procesos de simplificación de trámites, de modernización de infraestructura y equipamiento, así como las medidas para prevenir y detectar enfermedades oportunamente, que se han implementado en los últimos años.

En particular, se deberán de reducir los tiempos de espera en la programación de cirugías y la asignación de camas hospitalarias. Consolidar al IMSS, como un referente de la seguridad social en el siglo XXI.

Al Doctor José Antonio González Anaya, nuevo Director General de Petróleos Mexicanos le expresó que deberá enfrentar, simultáneamente, dos retos fundamentales:

Por un lado, acelerar la transformación de Petróleos Mexicanos, para aprovechar al máximo las oportunidades que le brinda la Reforma Energética, bajo un enfoque de mayor sustentabilidad ambiental.

Y, al mismo tiempo, lograr su fortalecimiento financiero y productivo, en un contexto de bajos precios internacionales del petróleo.

Será necesario ajustar la estructura de costos, revisar el programa de gasto y fortalecer los procesos de inversión, haciendo uso de los nuevos esquemas de asociación e inversión con el sector privado, que le brinda la Reforma Energética.