*El Gran Premio se realizará para el 2015 en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Después de 23 años México volverá a los primeros planos del automovilismo mundial, ello cuando en el 2015 se celebre una fecha del Gran Premio de Fórmula 1.
Y es que la última vez que el Fórmula 1 estuvo en México fue en 1992, cuando el británico Nigel Mansell, del equipo Williams-Renault, se llevó el triunfo, seguido de su compañero Riccardo Patrese y de Michael Schumacher, en tercer lugar
Ahora el contrato con los titulares de los derechos del serial de automovilismo deportivo Fórmula 1, se hizo para ejecutarse de 2015 a 2019, por lo que en total se realizarán cinco carreras de la máxima categoría del automovilismo en México y aunque el calendario definitivo de la próxima temporada se dará a conocer hasta diciembre, es muy probable que la carrera en México suceda en octubre o noviembre de 2015.
El regreso de la Fórmula 1 a las pistas mexicanas requerirá una inversión de alrededor de 72 millones de dólares (mdd) anuales, entre remodelaciones al Autódromo, operación, así como la promoción internacional de la imagen de México.
Para cada uno de los eventos se espera la asistencia de 80 mil aficionados, además de 18 mil empleos generados de manera directa e indirecta, en los 5 años que se llevará la competencia. Se proyectan cerca de dos mil millones de dólares en ganancias, de los cuales 45 millones serían únicamente por concepto de hotelería por año.
Para ello, el Autódromo Hermanos Rodríguez sufrirá una remodelación en sus instalaciones y trazo de la pista, que será más desafiante para los pilotos.
El mayor cambio será en el edificio principal, donde estarán los pits, la torre de control y zona de prensa, pues las actuales instalaciones serán demolidas para dar paso a modernas estructuras, para albergar a los equipos, encargados de carrera y medios. Se necesita que el circuito tenga una zona de hospital para atención de terapia intensiva.
La pista también sufrirá mejoras y adecuaciones, desapareciendo varias de las curvas eses, además, de que el trazado tendrá que pasar por donde actualmente se encuentra el Foro Sol.
El proyecto de la remodelación estaría a cargo de Hermann Tilke, quien diseño el circuito de Austin, sede del Gran Premio de Estados Unidos.
Se estima que la remodelación tenga un costo cercano a los 50 millones de dólares. Además, el Gobierno del Distrito Federal se encargaría de realizar arreglos a la ciudad deportiva, es decir, la fachada del recinto.
Cabe mencionar que uno de los detonantes que permitieron a la capital mexicana volver a albergar la prueba reina del automovilismo se debió al arribo de los pilotos mexicanos Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez a la Fórmula Uno.