Al encabezar la ceremonia de clausura del Congreso Nacional Ordinario de la Confederación Nacional Campesina (CNC), en la que tomó la protesta al nuevo dirigente de esa organización, Manuel Cota Jiménez, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, refrendó su compromiso de impulsar al campo con acciones transformadoras “para elevar su productividad, manteniendo el régimen de propiedad social de la tierra de nuestro país”.
Expuso la creación de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, la cual, dijo, se convertirá en una verdadera institución de fomento al desarrollo integral del campo con un presupuesto de 44 mil millones pesos para otorgar en créditos este año.
“Desde el principio de esta Administración, el Gobierno de la República entiende que el desarrollo de nuestro campo es indispensable para construir el México próspero que todos anhelamos”, añadió.
Apuntó que los campesinos y sus organizaciones son actores clave para el desarrollo de México, pues “en sus manos está la posibilidad de tener el campo que todos queremos: uno más justo, productivo, rentable y sustentable”.
El Presidente Peña Nieto enumeró algunos de los importantes cambios que el Gobierno de la República ha emprendido para respaldar con fuerza al agro mexicano:
El primero de ellos es el presupuesto que se ejerce durante 2014 y que asciende a 338 mil 669 millones de pesos, 32 mil 700 millones de pesos más que los que se destinaron en 2012.
En segundo lugar, dijo que la transformación de Procampo a Proagro productivo significó la aplicación de reglas más sencillas, trámites ágiles y apoyos diferenciados de acuerdo al tamaño y región del productor, así como la entrega oportuna de recursos, antes de la siembra.
Otro cambio fue el reforzamiento del programa de asesoría integrada a los campesinos.
Ante unos diez mil cenecistas, reunidos en el Auditorio Telmex de Zapopan, el jefe del Ejecutivo también destacó el conjunto de reformas estructurales aprobadas en los primeros 20 meses de su administración que traen consigo beneficios para los hombres y mujeres que viven del sector primario de la producción.
En el caso de la Reforma Energética pretende reactivar la industria nacional de fertilizantes y significará una nueva fuente de ingresos para propietarios en el caso de que se extraiga gas de sus tierras.
Esta propuesta fue respaldada por el dirigente de la CNC, Humberto Cota.