• Plagiaron a dos primos, a uno lo mataron el miércoles pasado en Xoxtla poco después de haberlo privado de la libertad.
• Al otro lo dejaron abandonado pensando que había muerto, pero sobrevivió y ahora se recupera favorablemente.
• Durante el pago del rescate hubo enfrentamiento entre ministeriales y secuestradores; tres delincuentes escaparon pero otros tres fueron detenidos.

Odilón Larios Nava.- Tres peligrosos y sangrientos secuestradores, fueron capturados mediante un enfrentamiento que mantuvieron con la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) el pasado sábado por la noche en el kilómetro 112+800 de la autopista México-Puebla, a la altura del restaurante Los Cochinitos.
Por lo menos tres de los delincuentes lograron escapar y son buscados por las autoridades poblanas, las cuales cuentan con el apoyo de sus similares de otras entidades. De los detenidos dos de ellos son procedentes de Veracruz y el tercero es originario de Teziutlán.
Esta banda es muy sanguinaria pues mataron a uno de los dos primos secuestrados apenas momentos después del plagio. Al otro lo abandonaron pensando que lo había matado. A este último lo dejaron abandonado en inmediaciones de San Jerónimo Ocotitlán, Acajete, después de que durante el pago del rescate en inmediaciones del restaurante Los Cochinitos, en San Francisco Ocotlán, se desatara una balacera entre agentes de la FISDAI y los maleantes. Pero el hombre no estaba muerto, había fingido su muerte y así una vez que sus plagiarios escaparon reunió fuerza hasta poder pedir ayuda a unos peregrinos que por suerte pasaban por el lugar.
El secuestro lo perpetraron el pasado 15 de noviembre. Las víctimas son de ocupación comerciantes en San Martín Texmelucan. Exigieron 2 millones por su rescate, además de tres camionetas con sus respectivos documentos que acrediten la propiedad. Estos tres vehículos aparte del que robaron cuando secuestraron a sus víctimas.
Cabe señalar que los delincuentes, tan sólo un par de horas después de haber cometido el secuestro privaron de la vida a Germán Antonio Z. L., de 30 años de edad. Sujetos a bordo de una camioneta lo bajaron vendado de los ojos, amordazado con cinta adhesiva y con ese mismo tipo de cinta tenía amarradas las manos en la espalda. Una vez que lo hicieron descender del vehículo a la altura del kilómetro 107+500 de la autopista México-Puebla a la altura del Xoxtla, le dispararon en siete ocasiones en la cabeza.
A su primo también la causaron lesiones con arma blanca, cortes en el cuello. Pero los delincuentes se dieron cuenta que lo requerían con vida para el proceso de negociaciones, porque la familia pediría prueba de vida. Por ello lo mantuvieron vivo mientras exigían el pago millonario y los vehículo a cambio de su rescate (hicieron creer todo el tiempo a la familia, que Germán Antonio seguía vivo).
Luego de denunciar los hechos el personal de la FISDAI comenzó las investigaciones. Luego de un difícil periodo de negociación, acordaron que el sábado por la noche pagarían el rescate en inmediaciones del restaurante Los Cochinitos, ubicado a la altura del kilómetro 112+800 en San Francisco Ocotlán, en el municipio de Santa María Coronango.
Durante el pago del rescate la FISDAI efectuó un operativo que derivó en un enfrentamiento con los delincuentes. Tres de ellos fueron capturados y al menos tres más escaparon. Los que escaparon agredieron al único secuestrado que mantenían con vida, lo apuñalaron y causaron cortes en el cuello y rostro, lo dieron por muerto y lo aventaron en terrenos de San Jerónimo Ocotitlán, en Acajete.
Después de unos minutos, cuando el hombre de 20 años estuvo seguro que los delincuentes se habían marchado, reunió todas las fuerzas que tenía y avanzó unos pasos hasta llegar a la carretera donde lo hallaron unos peregrinos y éstos dieron aviso a las autoridades. Así es como este joven comerciante fue llevado a un hospital donde sigue siendo atendido y ahora está fuera de peligro.
Los tres secuestradores detenidos son: Jessyca Alicia N. alias “La Yesi” de 35 años, originaria y vecina de Martínez de la Torre, Veracruz; Arsenio N. alias “Arsenio” de 28 años de edad, originario y vecino de Martínez de la Torre, Veracruz; Juan N. de 22 años de edad originario de Teziutlán, Puebla, quien resultó herido por arma de fuego y fue trasladado al hospital en donde está fuera de peligro.
Las autoridades siguen las investigaciones para dar con el resto de la banda, para ello la FISDAI ya cruzó información con las fiscalías de los estados vecinos, entre ellos Veracruz, para conocer si estos sujetos tienen algunos otros crímenes en su haber en otras entidades, pues se sabe era el primer secuestro que realizaban en Puebla.
En el comunicado oficial de la FISDAI se informó que el 18 de noviembre además de los dos millones de pesos, los secuestradores exigieron como pago la entrega de 3 vehículos de lujo: una camioneta Chevrolet Sierra, un Honda Accord EXR y una Suburban 4×4.
“Al ser detenidos los tres plagiarios, se les aseguraron los teléfonos con los que realizaban la exigencia económica, un vehículo Ford Focus modelo 2002 con placas TZG 7686 de Puebla y una pistola calibre 9mm con cargador abastecido.
Por otro lado, elementos de la FISDAI inspeccionaban el hotel Paso de Cortés en el municipio de San Pedro Cholula, Puebla en donde tres habitaciones fueron utilizadas como casa de seguridad. Ahí se embalaron varios indicios que permiten establecer que ahí habitaron los probables responsables” informó la dependencia.
Los asegurados fueron puestos a disposición de la autoridad jurisdiccional a efecto de solicitar el control de detención y la vinculación a proceso por el delito de secuestro agravado cuya pena es de 80 a 140 años de prisión. Es de resaltar que en el delito de secuestro no se admite beneficio alguno de preliberación hacia el sentenciado, por lo que deberá cumplir la sentencia completa.
Este martes el cuerpo de Germán Antonio fue entregado a la familia, ya que las autoridades no supieron que se trataba de él. Los familiares se mostraron muy molestos, porque ellos como parte de las acciones de búsqueda que realizaron acudieron a preguntar al Anfiteatro y así es como encontraron muerto a su familiar y les indicaron que lo hallaron muerto desde el pasado miércoles.
Será en las próximas horas cuando se le dé cristiana sepultura en San Martín Texmelucan se espera un gran número de asistentes a los funerales. Cabe destacar que la familia espera que el resto de los secuestradores sean capturados y se les aplique todo el peso de la ley.