Odilón Larios Nava.-

Un sujeto que se hacía pasar por invidente para cometer asaltos a establecimientos de la capital del estado, quedó detenido por Policías estatales cuando pretendía robar unos laboratorios de análisis clínicos, junto con su cómplice.
Su detención fue posible el pasado martes, alrededor de las 2 de la tarde, después de intentar robar dinero de un laboratorio clínico con razón social “Glucosa”, ubicado en San Francisco Totimehuacan.
Se trata de un sujeto que dijo llamarse Erick Dizam Sánchez Manzanero, de 36 años de edad, quien llegó acompañado de su supuesto lazarillo, otro hombre de edad adulta, quienes ingresaron a las instalaciones del Laboratorio Glucosa, en San Francisco Totimehuacán, la tarde de este martes.
Los dos masculinos pidieron a la empleada que se apiadara de ellos y que les diera una limosna y algo de comer. La mujer, al ver que se trataba de un aparente discapacitado, fue a buscar qué darles a estas personas.
Este momento de descuido bastó para que el supuesto guía o lazarillo, saltara el mostrador y abriera uno de los cajones, donde suponía que encontraría dinero. Sin embargo el dinero estaba en otro de los cajones, bajo llave, por lo que el ladrón sólo pudo tomar el equipo celular de la víctima y al verse descubierto salió huyendo.
Después el supuesto invidente, que ahora se sabe responde al nombre de Erick Sánchez Manzanero, salió del establecimiento caminando a tientas con un bastón, como lo hacen los invidentes.
La agraviada llamó a los números de emergencias, llegaron hasta el lugar elementos de la policía estatal, quienes localizaron al presunto ladrón invidente frente al mercado Mario Marín. Fue reconocido plenamente por la parte acusadora y por ello procedieron a asegurarlo y trasladarlo a la Agencia del Ministerio Público de Agua Santa.
Allí el agente subalterno, se puso en contra de los uniformados, señalando que los discapacitados no son imputables – como los menores de 14 años – por ello esta autoridad amagaba con poner a los uniformados a disposición de la Contraloría.
Luego de tratar el tema, los uniformados convencieron al Ministerio Público de que analizaran a este sujeto para corroborar si de verdad es ciego. Las pruebas realizadas por los médicos y peritos indicaron que el sujeto no padecía de ceguera, ni ninguna otra discapacidad, por lo que estaba sujeto a las acusaciones en su contra.
Es así como finalmente el sujeto quedó a disposición del Ministerio Público para que le finque las responsabilidades del caso. Sánchez Manzanero, confesó que junto con el sujeto que escapó llevan tiempo operando de la misma manera para sorprender a los empleados de algunos negocios, y agregó que fue militar y policía federal y que actualmente se desempeñaba como guardia de seguridad en el parque Fimsa,