• La Jueza de Control le impuso una garantía de 800 mil pesos y acudir a firmar cada lunes.

Odilón Larios Nava.- El próximo fin de semana, el sábado, la Jueza de Control, decidirá si vincula a proceso a Alexis, el hombre que conduciendo borracho chocó contra un taxi en el Centro Histórico el pasado sábado, percance que causó la muerte de una joven mujer y dejó a dos personas más gravemente lesionadas. El imputado enfrenta acusaciones por los delitos de lesiones, daño en propiedad ajena y delito culposo.
El día de ayer se llevó a cabo la audiencia inicial en las instalaciones de la Casa de Justicia del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJ). La Jueza de Control, Rosa Celia Pérez González, para permitir que Alexis quedara en libertad hasta determinar su situación jurídica, le dictó dos medidas cautelares, la primera de ellas pagar 800 mil pesos como garantía, para evitar que evada la acción de la justicia.
La segunda medida cautelar consiste en que debe acudir cada lunes a firmar en la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares. Inicialmente la Fiscalía General del Estado (FGE) había solicitado que no se le permitiera salir de la ciudad, pero la defensa de Alexis alegó que éste se desempeña como ingeniero civil y por ello debe salir a laborar a Huauchinango.
El defensor del imputado señaló que al tenerlo confinado sólo en la ciudad de Puebla, este hombre no podría laborar para reparar los daños causados y tampoco podría ser el sustento de su familia. Por ello se le impuso acudir a firmar cada lunes.
Según se mencionó durante la audiencia inicial, el día del accidente, el pasado sábado alrededor de las 02:55 horas, Alexis conducía en estado de ebriedad, según los exámenes clínicos toxicológicos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), iba en segundo grado de alcoholemia.
Como se ha informado en este diario en las anteriores ediciones, como resultado de este percance, perdió la vida Nohemí Trillo Vargas, de 23 años de edad, quien se desempeñaba como mesera en el café Breve Espacio, mientras que su novio y músico Sergio González, de 27 años se encuentra lesionado. También está lesionado, y muy grave, Diego Alejandro de 13 años de edad, más conocido como Rafita, un niño que vende dulces y flores afuera del bar, quien está luchando por su vida.
Los familiares de los lesionados Matilde Huerta Lastra mamá de Sergio, Rita Diego Montalvo madre de Rafita, así como Aureliano Pastrana, el taxista que casi salió ileso, señalaron que ellos, e incluso los familiares de Nohemí, han optado por buscar un acuerdo reparatorio, ello pese a que el caso se judicializó.
En entrevista, los familiares de Sergio, indicaron que el caso más preocupante es el del pequeño Rafita, quien dijeron estuvo en terapia intensiva, fue inducido a un estado de coma, actualmente está en piso, pero se le perforó un pulmón como consecuencia del choque. Por lo que exigen llegar a un buen acuerdo reparatorio, para que el agresor se haga cargo de los gastos médicos y lo que corresponda.