• Los acusan de falsedad de declaraciones; la dependencia estatal no ha informado sobre los avances del caso.

Odilón Larios Nava.- Son franeleros (también llamados viene-viene) los seis hombres detenidos por la Fiscalía General del Estado (FGE) por el caso de la ejecución y levantón ocurrido en el palenque de Cuautlancingo, el pasado martes por la madrugada.
Como se informó en este diario, el pasado martes por la madrugada un comando armado irrumpió en el Teatro del Pueblo en donde se realizaban peleas de gallos. Llegaron preguntando por un hombre apodado “El Apache”. Dispararon contra dos hombres, a quienes se llevaron, al parecer muertos y además presumiblemente se llevaron varias personas privadas de su libertad.
El reporte extraoficial indica que serían 20 los desaparecidos, todos habrían acudido al palenque y los dos hombres que probablemente ya iban muertos, cuyos cuerpos fueron trepados a una camioneta. Estos hechos perpetrados por un comando armado.
Sobre este caso se dijo que había seis presentados, todos ellos asegurados como testigos por la policía municipal de Cuautlancingo, quienes rindieron declaraciones ante el Ministerio Público de san Andrés Cholula y quien les decretó la detención por el delito de falsedad de declaraciones.
Los indiciados están identificados como José Raúl N. C.; Esteban R. G.; Rafael Fernando M. C.; José Manuel G. C.; Pedro V. C., y Lázaro M. E.; quienes están sujetos a investigación por las autoridades ministeriales bajo la averiguación previa número 690/2016/SACHO.
Cabe señalar que familiares de algunas de las personas que están en calidad de desaparecidos señalaron que son en total cerca de 20 las personas que no han aparecido, las cuales presumiblemente fueron levantadas.
La Fiscalía General del Estado (FGE) señaló que oficialmente sólo se han presentado a declarar como desaparecidos a tres hombres: José Domingo Nava, de 23 años de edad, originario de Chilpancingo, Guerrero; Santiago Jorge Medina Guevara, de 45 años, originario de Chignahuapan, Puebla; José Marco Antonio Alvarado Alcázar, de 45 años, originario de Michoacán; y uno más de Cuautlancingo, Puebla.
Este miércoles la FGE guardó silencio en torno a este caso, no ha dado a conocer los avances de la investigación. Se desconoce qué organización criminal perpetró este violento asalto.