El feminicidio de Judith Abigail Jiménez Pulido agravia a la sociedad poblana y no quedará impune, expresó el gobernador Miguel Barbosa Huerta tras el hallazgo del cuerpo de la joven reportada como desaparecida desde el pasado 8 de agosto.

A través de su cuente de twitter el mandatario estatal expresó su pésame y solidaridad los hijos, madre, hermanas y familiares.

“El Estado está a prueba” sentenció el jefe del Ejecutivo ante los hechos que han causado la indignación de la sociedad por estos hechos por demás reprobables y que se vienen a sumar a otros feminicidios que aún no han sido esclarecidos por la Fiscalía General del Estado.

 

El HALlAZGO

 

La tarde de pasado viernes trascendió la noticia del hallazgo del cuerpo de Judith Abigail Jiménez Pulido, de 28 años en avanzado estado de descomposición, a escasos 200 metros de la carretera a Alpuyeca, esto aproximadamente a un kilómetro del Periférico Ecológico con dirección a la Academia de Policía Ignacio Zaragoza.

El hallazgo ocurrió alrededor de las 15:30 horas de este viernes, cuando un hombre que estaba vendiendo lotes se percató del cuerpo que se encontraba entre arbustos y pasto crecido, rodeado de aves de rapiña.

Policías estatales y municipales acudieron al llamado de auxilio y corroboraron que se trataba de un cuerpo humano, muy dañado por la descomposición y por la fauna. Sin embargo, las ropas eran perfectamente distinguibles.

Todo ello indica que se trata del cadáver de la joven mujer, la cual dejó en la orfandad a una niña de 14 años y un niño de 2 años.

Peritos y agentes ministeriales de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron el levantamiento del cadáver y la recolección de indicios, pero el caso será turnado a la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) que es quien lleva a cabo las investigaciones del caso.