• Esta decisión la tomó después de que hace un mes recibiera una sentencia de 47 años de prisión.
• Dejó un recado póstumo en el que pedía ser cremado y dejaba su radio y reloj a dos reclusos del penal.

Odilón Larios Nava.- Luego de que el mes pasado conociera que fue sentenciado a 47 años de prisión, un feminicida de 69 años de edad, decidió acabar con sus días ahorcándose en el penal de San Miguel, donde estaba recluido desde el 6 de abril del 2016, por asesinar a su exesposa a balazos en la Cuarta Sección de San Ramón.
Dejó una hoja con un recado póstumo, en donde pedía a sus deudos que cremaran su cuerpo y dejaba indicaciones para que su radio y reloj le fueran entregados a dos internos.
El hombre en cuestión es Irineo Islas Ibarra, de 69 años de edad, quien desde abril del 2016 se encontraba recluido en dicho penal, después de que asesinara a su exesposa a quien se acercó fingiendo que se encontraba enfermo.
Cuando lo iban abordar un vehículo para que lo llevaran al hospital, el hombre disparó a sangre fría contra la mujer, la cual posteriormente murió en un nosocomio de la capital poblana.
El hombre se ahorcó con un mecate dentro del dormitorio marcado con el número 5, dentro del área de sentenciados. Fue en el mes de marzo del 2017 cuando recibió una sentencia de 47 años de prisión.
Irineo dejó un recado póstumo que se encuentra en poder de las autoridades ministeriales. En el mensaje pide que su cuerpo se creme y que le entreguen su radio a Pablo de la celda 15 y el reloj a Luis de la celda 4, después firma la misiva póstuma.
El sexagenario fue hallado muerto por la mañana de este lunes durante el pase de lista, por lo que al ir a buscarlo los custodios lo encontraron sin vida y llamaron a la Agencia Estatal de Investigación para que se realizaran las diligencias del levantamiento del cadáver.