• La pequeña fue arrastrada por la corriente de un río formado por las lluvias.
• La madre se aventó un clavado para rescatarla pero encontró la muerte.

Odilón Larios Nava.- Una valiente mujer perdió la vida al intentar salvar la de su hija de 11 años. Al cruzar una calle de la colonia Miguel Hidalgo, la cual cuando llueve se convierte en una “boca de tormenta”, la menor fue arrastrada por la corriente, la mamá de forma inmediata se aventó al agua para intentar salvar a su pequeña. Momentos después la niña fue rescatada con vida, pero la mujer fue hallada muerta un par de horas después dentro de la barranca de la zona.
Lo antes mencionado tuvo lugar aproximadamente a las ocho de la noche del pasado marte, en las calles Lázaro Cárdenas y Constitución, en el puente conocido como Boca de Tormenta por la corriente del río que se forma cuando llueve.
Cuando la corriente pasaba por encima de la banqueta, que forma un pequeño puente, el cual cuenta sólo con unos tubos de protección – barandal – la niña de 11 años intentó pasar por encima de los mismos para evitar mojarse pero resbaló y la corriente la arrastró.
La mamá de nombre Margarita Sánchez Barrales de aproximadamente 30 años de edad, al ver lo anterior se lanzó a la corriente sin pensarlo.
La pequeña María José de 11 años de edad, fue rescatada con vida pocos metros adelante. Pero la mujer fue localizada un par de horas después muerta a 800 metros en la calle San Sebastián pero ya en terrenos de San Antonio Abad, dentro de la barranca de aproximadamente 30 metros de profundidad.
Vecinos de la colonia Miguel Hidalgo y personal de Protección Civil Municipal con el equipo de rescate y Cruz Roja localizaron y extrajeron el cadáver para permitir que personal ministerial hiciera el levantamiento del cadáver.
Vecinos de las colonias mencionadas resaltaron la mala construcción del puente, haciendo énfasis en lo peligroso que resulta para los transeúntes, por lo que urgen a las autoridades a mejorarlo. Además solicitan que en la zona haya mayor iluminación y vigilancia policíaca pues son comunes los robos e incluso violaciones.