• Hallaron un tractocamión robado y aproximadamente 30 toneladas de cervezas.

Odilón Larios Nava.- La Policía Federal aseguró hace unos días un inmueble en Huixcolotla, muy cerca de la Central de Abasto, en donde localizaron un tractocamión robado y aproximadamente 30 toneladas de cerveza en lata del Grupo Modelo, en específico cervezas de la marca Corona. Desde entonces mantenían resguardado el lugar, pero fue hasta este martes cuando el Juez obsequió la orden de cateo y éste fue efectuado por ministeriales y el Agente del Ministerio Público de Tepeaca, de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Fue hace una semana cuando la Policía Federal detectó en el bulevar Laureles a unos 200 metros de la carretera federal Puebla-Tehuacán, un tráiler robado, lo anterior gracias al localizador satelital con el que contaba la unidad robada. En el exterior había dos plataformas y en el interior se percataron que estaba el tractocamión robado con la mercancía en mención.
Desde entonces mantenían asegurado el lugar, hasta que este martes el Juez obsequió la orden de cateo del lugar y personal de la Agencia Estatal de Investigación, con el Ministerio Público llegaron para dar cumplimiento a la mencionada orden.
Es así como aseguraron un vehículo de la marca Kenworth, color blanco, con placas de circulación 02-AD-6N, y también en el interior encontraron aproximadamente 30 toneladas de cerveza, así como múltiples cajas de sopas instantáneas.
Todo lo anterior quedó asegurado por el Ministerio Público del Fuero Común, en el caso de la mercancía y del vehículo se harán los trámites necesarios para devolverlos a los legítimos propietarios. Así mismo se continuaran las investigaciones del caso. Hay que mencionar que durante estas acciones no hubo personas detenidas.
En este punto es necesario exigir a los empresarios, tanto los transportistas como los propietarios de las mercancías robadas, que actúen con valor y velando por el interés común, en el sentido de que una vez que sus mercancías y vehículos sean recuperados procedan legalmente en contra de los delincuentes, que denuncien. Lo anterior se menciona porque ha habido varios casos en los que los vehículos robados son recuperados por autoridades policiales minutos después, y cínicamente los afectados sólo dan las gracias y siguen su camino, algunas de las veces aunque haya detenidos deciden no proceder legalmente. De esa forma los delincuentes quedan inmediatamente libres para seguir delinquiendo