Por: Carlos Linares Mendoza

LA cuenta regresiva ya comenzó, ayer fueron los que murieron trágicamente, hoy se conmemora los que fallecieron ahogados, y así sucesivamente hasta que el miércoles dos de noviembre se visiten a nuestros difuntos en el panteón.
En este día no podemos olvidar a la actriz y cantante Whitney Houston, quien se ahogó en una tina de baño en el 2012, tras consumir cocaína y calmantes.
Uno de los inventores del reto del cubo de agua helada (Ice Bucket Challenge), Corey Griffin murió ahogado a los 27 años de edad, tras lanzarse del techo de una casa al río, como una tradición de esa población donde se encontraba.
La actriz Natalie Wood, murió ahogada en extrañas circunstancias, luego de beber mucho y pelear con su esposo, decidió abandonar el barco en donde estaban e irse en un bote, pero se cayó al mar y como no sabía nadar se ahogó.
La cantante Amy Winehouse, murió a los 27 años a causa de una ingesta excesiva de alcohol que hizo que se ahogará.
El guitarrista Jimmy Hendrix, murió tras ahogarse con su propio vómito, después de una sobredosis accidental de pastillas para poder dormir.
Sin duda su recuerdo sigue más vivo que muerto, y en este día de los ahogados, se les recuerda tras su muerte.