Por Patricia Moreno Sánchez

En Puebla las familias salieron a festejar a las madres, este 10 de mayo, pese a ser un día hábil. Se puedo observar que cientos de familias, abarrotaron los restaurantes para llevar a comer a la reina del hogar, sin embargo ante la gran asistencia, se podían ver filas en las puertas de los establecimientos, lo peor es que las festejadas tenían que estar varias horas de pie, en el frio y luego algo de calor para que se les asignará una mesa.

Los que tuvieron suerte y encontraron mesa temprano, disfrutaron la comida con el ser que les dio la vida, a la cual le cantaron las mañanitas y partieron pastel, después de una rica comida.
Las personas comentaron que gastaron en una comida, para seis personas, alrededor de 2 mil a 3 mil pesos. Otras personas comentaron que en lugar de flores le compraron un pastel a su mama para disfrutar en familia.
“Pues en lugar de flores, mejor le compramos un pastel a mi mama y vamos mi esposa y mis hijos a visitarla y allá comemos” comento el señor Raúl, quien junto con su familia se dio prisa para tomar un taxi que los llevaría a su destino.
En las tiendas, este 10 de mayo se puedo observar una gran asistencia de consumidores que buscan algún regalo de acuerdo a su presupuesto, en las florerías se incrementó las ventas pese a que las flores se fueron “por las nubes” ya que una rosa llegó a costar hasta 50 y 60 pesos.
Por ello la gente prefería comprar las flores con los ambulantes, sin embargo los ramos de rosas que hasta hace una semana, constaban desde 10 y 15 pesos, este jueves 10 de mayo, el precio aumento hasta 60 pesos.
Las madres de familia que fueron festejadas dijeron estar agradecidas de que sus hijos las quieran y las inviten a comer, además de recibir un regalo.
No obstante otras madres de familia, festejaron este día trabajando, otras solas, abandonadas y enfermas.