•  

En el marco del Día Internacional de Víctimas de Desaparición Forzada, familiares de personas desaparecidas se manifestaron frente a las instalaciones centrales de la dependencia.

 

Odilón Larios Nava. – En el marco del Día Internacional de Víctimas de Desaparición Forzada impulsado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), familiares de personas desaparecidas en Puebla se manifestaron frente a las instalaciones centrales de la Fiscalía General del Estado (FGE). Los afectados denunciaron negligencias y omisiones de la dependencia en la investigación de los casos. Los manifestantes anunciaron la creación del Colectivo Voz de los Desaparecidos.

Entre los padres que buscan a sus hijos estuvo María Elena Núñez, madre de Juan de Dios Núñez Barojas, el cual desapareció junto con los militares Vicente y Abraham, de apellidos Basurto Linares. La Fiscalía informó a medios de comunicación en septiembre del 2017 que los tres fueron asesinados y sus cuerpos localizados, pero esa información no se la hicieron saber a las familias, y nunca entregaron sus cuerpos. Además, que esa información que la FGE emitió en un comunicado oficial no consta en la carpeta de investigación.

María Elena resaltó las negligencias y las omisiones de la Fiscalía. Además, indicó que la información de la Comisión Nacional de Derechos Humanos indica que Puebla ocupa la posición 10 en desapariciones de personas a nivel nacional.

En la manifestación también estuvieron padres de Marco Uriel Aguilar Baños, el cual desapareció el 24 de agosto. Supuestamente fue a Monterrey, Nuevo León, para conocer a una joven de nombre Carol, a la cual conoció en redes sociales. Sin embargo, la mamá tiene sospechas de que algo malo le haya sucedido, y pese a que ya interpuso la denuncia por desaparición de persona la Fiscalía ha hecho caso omiso a la investigación.