• El jefe de esa familia, quien tenía garrafas de combustible en su casa, intentó quemar a la mujer y prendió fuego a la casa.
• Dentro del domicilio además de la fémina estaban sus cuatro hijos, a los cuales lanzó desde la ventana para salvarles la vida.

Odilón Larios Nava.- Una familia estuvo a punto de morir quemada dentro de su propia casa, el que se supone era el jefe del hogar, le prendió fuego a la vivienda ubicada en Bosques de San Sebastián. Se salvaron gracias a que la mujer lanzó a sus hijos desde una ventana del segundo piso y ella hizo lo mismo. Así que salvo algunas contusiones, las afectaciones fueron más del carácter material.
Los vecinos señalan que en ese domicilio, el varón que prendió fuego, desde hace meses almacena contenedores con gasolina, algunos lo señalaron de huachicolero y algunos otros fueron más cautos diciendo que quizá, el combustible era para su uso particular.
El domicilio incendiado está ubicado en el número 3 de la calle Laurel esquina con Paseo del Bosque, en el Fraccionamiento Paseo de los Encinos, en Bosques de San Sebastián.
Versiones de los vecinos dieron a conocer que la pareja tuvo una fuerte discusión, lo cual era normal en ellos. Pero en esta ocasión el hombre habría rociado gasolina a la mujer de 28 años de edad, e intentó prenderle fuego, para ello habría encendido un cerillo, pero la mujer corrió rápidamente al segundo piso.
Siguiendo con estas versiones, el hombre regó el resto del combustible en la casa y después le prendió fuego. Se presume que inmediatamente escapó. Los vecinos no pudieron precisar si los cuatro hijos de la mujer son de él o sólo es el padrastro, pues este hecho atroz es difícil de explicar.
Cuando la mujer se percató que su casa, en la parte de abajo ardía en llamas, abrió una ventana y aventó a su hijo de 12 años desde el segundo piso, después a la niña de 10 años, ya la apoyaron los vecinos, la mujer después pudo todavía auxiliar a una de las dos gemelas de 7 años y luego lanzarse ella. Los vecinos al saber que una de las niñas todavía estaba en el interior no dudaron en combatir el fuego e ingresar para sacar a la otra gemela.
Los cinco miembros de esta familia resultaron lesionados, pero la mayoría con golpes, pero sólo la mujer y su hija de 10 años ameritaron ser llevadas al Hospital de Traumatología y Ortopedia por las contusiones.
Los vecinos dijeron estar temerosos y molestos, por lo que piden la intervención de las autoridades para que finquen responsabilidades al hombre que causó esta barbarie.