• Este jueves dos presuntos ladrones fueron vapuleados, respectivamente, por vecinos de la colonia 20 de Noviembre y Benito Juárez.

Odilón Larios Nava.- La inseguridad que impera en la ciudad de Puebla ha exacerbado el clima de linchamiento entre la población. Tan sólo este jueves fueron capturados dos delincuentes en dos puntos distintos de la metrópoli, en ambos casos los ciudadanos vapulearon a los amantes de lo ajeno, y no faltaron las voces que clamaban con lincharlos a manera de ejemplo para otras “ratas”.

CAPTURAN, ENCUERAN, EXHIBEN Y GOLPEAN A LADRÓN

Un ladrón de autopartes – en este caso llantas – recibió una paliza por parte de algunos habitantes de la colonia Benito Juárez, cuando lo sorprendieron con las manos en la masa. El hecho violento ocurrió cerca de las 15:30 horas de este jueves en la 35 Ponente y 25 Sur. Tres de los cómplices del delincuente lograron escapar a bordo de una camioneta tipo Voyager, color verde.
Según explicaron los vecinos, durante una entrevista con este medio informativo, sorprendieron a dos sujetos que estaban robando una llanta a media calle. El robo fue a una camioneta Nissan, 2017. El hombre capturado era el que llevaba rodando el neumático.
Los vecinos se dieron cuenta y avisaron al propietario y a otros colonos, así comenzaron a seguir a los delincuentes, tres de ellos lograron escapar a bordo de la camioneta. El cuarto fue correteado a pie algunos metros hasta que tropezó y se cayó.
En ese momento los vecinos comenzaron a golpearlo, lo desnudaron y exhibieron, después, desnudo, lo amarraron al poste del semáforo de la esquina de la 25 Sur y 35 Poniente, donde siguieron propinándole una golpiza.
El sujeto detenido se identificó como Ignacio F. H., de 42 años de edad, quien dijo ser vecino de la colonia Linda Vista, se negó a dar información de sus cómplices a las personas que lograron capturarlo.
Policías municipales del Sector 3, a bordo de la patrulla 034, llegaron hasta el sitio y lograron que los vecinos entregaran al delincuente, a quien le devolvieron sus ropas, además lo atendieron los paramédicos y después se lo llevaron detenido, acusado del delito de robo de autopartes.
Los vecinos de esa colonia manifestaron su preocupación por la inseguridad del lugar, afirmaron que son varios los vecinos que han sido asaltados, además informaron que en menos de un año tan sólo en esa calle han sido robadas más de 20 allantas, por lo que hicieron un llamado a las autoridades estatales y municipales para que refuercen la seguridad. También alzaron la voy y dijeron que no dudarán hacer justicia por propia mano en caso de capturar a otros delincuentes.

TUNDEN A MALANDRO EN LA 20 DE NOVIEMBRE

Mientras que otro caso similar ocurrió por la mañana del mismo día, cerca de las diez horas, en la 11 Norte entre la 78 y la 80 Poniente, en la colonia 20 de Noviembre.
Dos sujetos armados con una navaja sorprendieron a una mujer, habitante del lugar, cuando regresaba de haber llevado a la escuela a sus hijos. El par de sujetos “mala facha” se le acercaron y la abrazaron, le colocaron una navaja en el cuello.
Le pidieron que no gritara, no se precisó si pretendían violarla, aunque lo más probable, según fuentes policiales, es que pretendieran robarle el celular que llevaba en la mano.
Por puro instinto, la mujer gritó con todas sus fuerzas, uno de sus hermanos salió y se enfrentó a los delincuentes, un vecino se acercó a ayudar y abrazó a uno de los maleantes, otros más comenzaron a sonar los silbatos del programa vecino vigilante.
Uno de los dos delincuentes, el que llevaba la navaja, escapó, el otro fue sometido y golpeado por los vecinos. En la esquina de la 11 Norte y 78 Poniente lo amarraron al poste de energía eléctrica y lo siguieron golpeando.
Después los vecinos lo entregaron a la Policía Municipal del Sector 4, quienes lo pusieron a disposición del Ministerio Público. La mujer agraviada procedió en contra de su agresor.
Los colonos afirman que la inseguridad que prolifera en la zona se debe a la plaga de bandidos que son atraídos por el Hotel Jaguar ubicado sobre la 80 Poniente. Afirman que sólo llegan malvivientes, rateros y drogadictos a ese sitio, por lo que piden a las autoridades implementar una estrategia para evitar que delincuentes utilicen ese lugar como nido de ratas.
El detenido de aproximadamente 28 años de edad, dijo llamarse Edgar R. G., y se encuentra a disposición de la autoridad ministerial. En este caso los vecinos, exigen mayor seguridad en la colonia ya que afirman ningún negocio se ha salvado de ser robado o asaltado, incluso los domicilios particulares. El propietario de una casa debió construir una barda muy alta a raíz de que hace unos meses le vaciaron su vivienda.