Por Jesús Lemus/Puebla

El resolutivo del Juez Federal en materia administrativa para evitar que el ex presidente de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, no aparezca en el Registro Estatal y Federal de Servidores Públicos Inhabilitados, solo es una medida cautelar que no le garantiza evitar su sanción de 12 años y multa económica de 25 millones de pesos después de las anomalías a su cuenta pública 2013.
Así lo declaró el presidente de la comisión Inspectora del Congreso del Estado de Puebla, Germán Jiménez García, quien sentenció que el Poder Legislativo, está tranquilo sobre la sentencia que se dictaminó al ex presidente municipal.
Precisó que todavía existe un juicio legal interpuesto por el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez para tratar de tumbar la inhabilitación de 12 años después de las anomalías que cometió a su cuenta pública 2013.
Reiteró que el hecho de no aparecer en el Registro de Servidores Públicos, no significa que haya brincado la inhabilitación avalada por el Congreso del Estado el pasado diciembre del año pasado.
“La inhabilitación que avaló el Congreso del Estado de Puebla se mantiene, nosotros en el Congreso del Estado seguimos con el tramite, solo se trata de una medida cautelar que no lo libra de su responsabilidad”, dijo.
Cabe recordar que el 28 de junio se llevó a cabo la audiencia del Congreso del Estado de Puebla y la Auditoría Superior del Estado con el Juez Federal en materia administrativa, a fin de desahogar todas las pruebas pertinentes sobre este proceso de inhabilitación de 12 años en contra del ex munícipe.
Se espera que en un plazo de 3 meses, haya una respuesta final del juez respectivo, quien podría confirmar la inhabilitación de 12 años y multa económica de 25 millones de pesos en contra de Rivera Pérez y con ello, ratificar que su nombre aparezca en el registro estatal y federal de funcionarios inhabilitados, además de que ya no podría competir en las elecciones de 2018.