+ El Rector Alfonso Esparza recibió cuatro acreditaciones de la oferta educativa de esta unidad, durante el segundo informe del director Fernando Lazcano Hernández
Es muy satisfactorio para los universitarios saber que egresarán de una unidad académica referente en calidad, expresó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al celebrar la acreditación internacional de la Licenciatura en Ingeniería Industrial de la BUAP, así como las reacreditaciones nacionales de las ingenierías Topográfica y Geodésica, Mecánica y Eléctrica, y Civil, durante el Segundo Informe de Labores de Fernando Lazcano Hernández, director de la Facultad de Ingeniería.
Estos reconocimientos por parte del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería A.C. (CACEI) “son el reflejo del trabajo de estudiantes, profesores y personal administrativo; representan una actividad continua y adicional a sus cargas tradicionales”, manifestó el Rector de la BUAP, tras recibir las constancias de manos de la directora general de ese organismo, María Elena Barrera Bustillos.
De esta forma, la Licenciatura en Ingeniería Industrial de la BUAP es el primer programa de ingeniería con un reconocimiento internacional en la Universidad, así como el primero en su área en el estado y el cuarto en el país.
Cabe destacar que este reconocimiento es validado por Washington Accord, un acuerdo internacional entre organismos acreditadores que les confiere el estatus para entregar constancias con validez global, por lo que los estudiantes y egresados de este programa cuentan con ventajas adicionales: sus títulos son reconocidos en los 19 países que forman parte de la colaboración.
En su intervención, Barrera Bustillos señaló que la razón principal por la que una institución busca acreditarse es para demostrar que sus procesos de formación cumplen con estándares, nacionales e internacionales, definidos para programas de buena calidad
“Es una forma de decir que los jóvenes obtendrán durante su formación los perfiles mínimos requeridos y con ello tendrán mayores oportunidades de empleabilidad y movilidad en el extranjero, ya que solo los que estudian en programas acreditados tienen acceso a becas”, refirió, luego de felicitar a la facultad por contar con licenciaturas que forman parte del 26 por ciento de los programa mexicanos acreditados.
Sobre el informe presentado por Lazcano Hernández, el Rector Esparza Ortiz destacó los resultados en materia de planeación, actualización de programas, habilitación docente, mejora de infraestructura y vinculación social, sobre todo por tratarse de una unidad académica con más de 4 mil alumnos de licenciatura y posgrado.
Más tarde, habló de la incorporación de tres académicos al Sistema Nacional de Investigadores, de los 20 docentes integrados al padrón VIEP y los 17 profesores con perfil Prodep, quienes “fortalecen la plantilla docente, así como la labor de los nueve grupos de investigación y tres cuerpos académicos de la facultad”.
Al dar respuesta a las inquietudes del director por las jubilaciones de docentes y personal administrativo, aseguró que se seguirá con los apoyos. Recordó que de 2013 a 2017, la facultad se benefició con 151 movimientos: 13 nuevas plazas, 75 definitividades, 23 promociones y 40 estímulos para docentes.
“Esto habla de una preocupación constante de la administración central por mejorar el cuerpo académico con la contratación de nuevos perfiles y reconocer a quienes por muchos años han dado su vida a la academia. En la medida de lo posible, haremos que se incluya para la facultad la mayor cantidad de nuevas plazas, para subsanar la labor de los profesores que se jubilaron y se sigan reforzando los cuerpos académicos”, apuntó.