Dulce Gómez

El Ayuntamiento de Puebla podría expropiar 23 casonas que actualmente están en estado ruinoso y ubicadas en distintos puntos de la ciudad, entre ellos en los barrios de Santa Anita y el Refugio, anunció la presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Myriam Arabián Couttolenc.

La regidora panista detalló que se requieren 100 millones de pesos para los pagos de indemnización a los propietarios, empero aseguró que las ganancias para el Gobierno Municipal serían mayores.

“Esto es una inversión y es un gasto. Son 100 millones de pesos que vamos a recuperar y aparte con una ganancia para el municipio porque los vamos a expropiar con un valor catastral y luego venderlo con un costo comercial al desarrollador”, sostuvo.

Además, la integrante del Cuerpo Edilicio opinó que en dichos espacios pueden construirse alrededor de 350 nuevas casas que se necesitan en el Centro Histórico.

Dejó en claro que esta recuperación se llevaría a cabo en una primera fase, pues existen más casonas –aproximadamente 40- en otros sitios, que también están a punto del colapso, debido al olvido de sus propietarios.

“Están totalmente destruidas al interior, solo es la fachada y nada al interior. Son terrenos baldíos con dos o tres barditas. Este tipo de casonas estamos considerando en esta primera fase”, enfatizó.

Al final, recordó que una situación similar se registró en Perú y no descartó que en Puebla capital también se replique.

“Podemos construir hasta 350 viviendas con la densidad que se permite en el Centro Histórico y todas para vivienda. No podemos que se caigan para luego venderla como terrenos”, añadió.