• Fuentes consultadas no descartan que estén involucrados con el asesinato a golpes de un hombre que laboraba como policía de san Pedro Cholula.

Odilón Larios Nava.- Se fortalece la hipótesis de investigación que señala que Ignacio Aparicio Rodríguez – quien se desempeñaba como policía de san Pedro Cholula – fue asesinado estando franco, a causa de un altercado que tuvo con un grupo de taxistas. Sus dos amigos y compañeros de trabajo – también en su día libre – lograron escapar, pero Ignacio habría sido alcanzado y asesinado a golpes.
Las primeras declaraciones de los dos hombres que acompañaban al ahora occiso, confirman que tuvieron roce con taxistas y éstos los persiguieron hasta la Carretera a Calpan.
Fuentes extraoficiales, que solicitaron la gracia del anonimato, mencionaron que en la región de las tres Cholulas – san Pedro, san Andrés y santa Isabel –, existe un grupo de ex policías – de los que fueron dados de baja de diversas corporaciones – quienes ahora son trabajadores del volante, pero están organizados para operar como policías en caso de ser víctimas de la delincuencia, por lo que estas fuentes solicitan a las autoridades que investiguen a dicho grupo de personas.
El pasado martes por la mañana en las inmediaciones de la carretera a Calpan, fue encontrado el cadáver de Ignacio Aparicio, de 34 años de edad. Este hombre se desempeñaba como policía de san Pedro Cholula, pero fue asesinado estando franco, después de que se fue de parranda con dos de sus compañeros.
Según los reportes que han dado sus dos acompañantes, también pertenecientes a Seguridad Pública, a la autoridades. El sábado por la noche acudieron a un centro nocturno, pero al salir de ahí por la madrugada del domingo, tuvieron un altercado con un taxista, quien llamó a algunos de sus compañeros y comenzaron a seguir el Topaz en donde viajaba el ahora occiso con sus compañeros de trabajo.
Derivado de lo que han contado los dos testigos, se sabe que el Topaz negro durante la persecución comenzó a fallar y se les paró. Por ello sus tres ocupantes descendieron. El Guardia de Bien escapó con rumbo al cerro Zapotecas y los otros dos policías, se quedaron juntos. Después no se supo nada más de Ignacio hasta que fue encontrado muerto el pasado martes por la mañana.
Fuentes consultadas no dudan que un grupo de taxistas haya atacado al hoy occiso, pues informaron que en la zona hay un grupo de trabajadores del volante, el cual en su mayoría son ex policías. Quienes con su experiencia en seguridad han capturado a varios delincuentes de la zona usurpando funciones de policía. Por ello solicitan que las autoridades ministeriales investiguen al respecto.
Hay que hacer énfasis en que el hoy occiso murió estando franco, es decir cuando no estaba en cumplimiento del deber. Se espera que por medio de las declaraciones más detalladas de los dos compañeros del occiso que estuvieron con él, la Fiscalía General del Estado (FGE) obtenga información precisa de lo que ocurrió la madrugada del domingo.