Un desperfecto en la instalación de gas de la casa ocasionó el accidente.

Cuatro personas lesionadas así diversos daños materiales en tres viviendas y algunos vehículos, fue el saldo de una explosión por acumulación de gas en un domicilio del Fraccionamiento “Los Ranchos” en la comunidad de Chipilo, perteneciente al municipio de San Gregorio Atzompa.
Fue alrededor de las 09:15 horas de este viernes cuando presuntamente una fuga en la instalación de gas de la casa número 7 del mencionado fraccionamiento ocasionó acumulación de gas y la subsecuente explosión, según indicaron autoridades tras realizar las primeras revisiones en el lugar.
Trascendió que la familia que ahí habita apenas hace unos días había llegado a vivir al domicilio en cuestión. Esto presumiblemente aclararía por que no se habrían percatado antes del desperfecto en la instalación del carburante.
De acuerdo con fuentes extraoficiales minutos antes de la explosión arribo una unidad de la empresa Regio Gas Central para abastecer el tanque estacionario de la casa. Momentos después los empleados de esta empresa se percataron del olor a mercaptano lo que indicaba una posible fuga del combustible.
Los repartidores suspendieron en ese momento el suministro de gas y uno de ellos descendió de la azotea para tratar de localizar la fuga, pero en ese momento se produjo la primera explosión cuyo origen fue en la cocina del domicilio. Según los primeros reportes las instalaciones de gas presentaban una fuga en el horno esto habría ocasionado la explosión. Los reportes indican que segundos después hubo un segundo estallido.
Ambas explosiones causaron daños al inmueble así como afectaciones a otros dos domicilios en el caso de los dos últimos sólo de los daños propios de la onda expansiva. También se observaron daños menores en al menos tres vehículos estacionados cerca del lugar.
Los lesionados fueron el propietario del domicilio de nombre Juan Carlos Salvatori de 37 años de edad, quien presentó quemaduras de primer y segundo grado y momentos después fue trasladado al Hospital Puebla para ser atendido por los especialistas.
Los dos empleados de la empresa gasera Lauro Hernández Baez y Gregorio Dávila Sánchez, de 52 y 38 años de edad respectivamente. Presentaron quemaduras de segundo y tercer grado en la cabeza y fueron llevados a traumatología y Ortopedia. La cuarta y última lesionada fue Concepción Carrera de aproximadamente 50 años de edad, quien fue trasladada al Hospital General del Norte.
La pipa de Regio Gas presentaba una leve fuga y por ello algunas versiones de los curiosos la señalaban como la posible causa del siniestro, lo cual fue desmentido por las autoridades que atendieron la emergencia quienes indicaron que los daños que presentó el inmueble indicaban claramente que la explosión ocurrió al interior de la casa. Por otra parte, el lugar donde se encuentra ubicada la “cochina” no presentaba afectaciones, lo que según las fuentes consultadas descarta que la explosión de haya suscitado al abastecer el tanque estacionario.