• Juez Federal ordena a la Fiscalía que pague indemnización por despido injustificado.
• La Fiscalía no ha cumplido el mandato por lo que podría incurrir en desacato.

Odilón Larios Nava.- Un policía exministerial ganó un juicio a la Fiscalía General del Estado (FGE), un Juez Federal ordenó que la dependencia estatal pague la indemnización correspondiente al exmiembro de las fuerzas del orden por haber sido despedido de forma injustificada. A casi una semana de que fuera emitido el mandato federal, la Fiscalía no ha cumplido, por lo que podría incurrir en desacato.
El exministerial que ganó el amparo contra la FGE es Salvador Vargas González, quien fue dado de baja de la corporación presuntamente por no haber aprobado los exámenes de control de confianza.
Este mandato fue emitido desde el pasado 24 de agosto, cuando el Juez Federal, mandó a la directora general del Órgano de Control Interno y de Visitaduría de la FGE, de nombre Celia del Carmen Solís y Macías, hacer el pago correspondiente, pero hasta el momento las autoridades estatales no han hecho efectivo dicho mandato, señaló César Pineda Zárate, el abogado defensor del exministerial.
Si la funcionaria no cumple con la indemnización al exministerial, Solís y Macías podría ser destituida y consignada a las autoridades federales por el desacato al mandato judicial.
César Pineda informó que solicitará ante el Tribunal Federal el trámite de inejecución de sentencia e incluso e incluso podría llevar el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La funcionaria, según lo explicó el abogado defensor del expolicía ministerial, podría hacerse acreedora a una pena de tres a nueve años de prisión o una multa de cincuenta a quinientos días de salario mínimo y la destitución e inhabilitación de tres a nueve años en el desempeño de un cargo público.