• El exmilitar quería construir sobre la casa de sus vecinos los cuales se opusieron y le ganaron un juicio civil, lo que enfureció al excastrense.
• El homicida escapó, pero ante los señalamientos directos en su contra las autoridades ministeriales ya le siguen los pasos de cerca.
• Ante la falta de familiares que se encarguen del sepelio, los amigos y vecinos se encargarán de darles cristiana sepultura.

Odilón Larios Nava. – Un exmilitar mató a sus vecinos, madre e hijo, en el Infonavit Amalucan la noche del pasado martes. El exmiembro de las fuerzas armadas pretendía construir encima de la casa de sus vecinos, los cuales por obvias razones se opusieron y en un juicio le ganaron la batalla al excastrense.
Pero el militar enfureció y este martes alrededor de las 22:30 horas al encontrarse con Antonio Sánchez Ávila de 35 años y con la madre de éste de nombre Dolores Ávila Rodríguez, de 65 años, discutió con ellos y le propinó dos balazos al hombre y uno a la mujer, ambos murieron de manera casi instantánea.
Esto ocurrió frente al número 105 de la cerrada Tejocote casi esquina con avenida Roble en el Infonavit Amalucan. El domicilio es del tipo dúplex, es decir en la parte baja y frontal vivían los ahora occisos desde hace casi 40 años y en la parte de superior y trasera vivía el exmilitar quien apenas llegó hace 5 años a vivir ahí junto con su familia.
El exmilitar era considerado poco sociable por las personas que habitan en la calle y éstos indicaron que desde hacía meses quería expandirse construyendo encima de la casa de Toño y Lolita, pero éstos se opusieron por no convenir a sus intereses. Aseguran que el exmilitar los llegó a amenazar y que en una primera instancia acudieron a mediación en donde no arreglaron nada, después el caso llegó a un juicio civil que fue ganado por Dolores y su hijo.
Esto último habría sido lo que enfureció al excastrense, quien al encontrase con sus vecinos la noche del martes los agredió a balazos. El hombre ingresó a su casa por documentos y por su esposa y uno de sus hijos. Pretendía huir en su camioneta Ford, Ranger, color blanco, con placas SL10451 del estado de Puebla, pero los vecinos se lo impidieron pues el cuerpo de Toño estaba en la parte de atrás y el de Dolores delante del vehículo, y no le permitieron que pasara por encima de ellos. Sin embargo, nadie los detuvo porque estaba armado y no dudaban en que pudiera dispararles.
Las diligencias del levantamiento del cuerpo las efectuó el personal de la Agencia del Ministerio Público y ante las evidencias y el señalamiento directo en contra del probable homicida, ya investigan para dar con su paradero.

ASEGURAN CASA DEL EXMILITAR

Como parte de las investigaciones del caso, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió la mañana de este miércoles a asegurar el inmueble del probable homicida para posteriormente efectuar un cateo en búsqueda de evidencias en contra del probable asesino, además de que los vecinos han pedido que analicen las cámaras de seguridad que el mismo exmilitar tenía en su casa, donde pudo haber quedado grabado el doble asesinato.

VECINOS LES DARÁN CRISTIANA SEPULTURA
De acuerdo con los vecinos Dolores y Toño contaban con algunos familiares lejanos, pero solo con uno cercano, el hermano de Lolita, el cual tenía diferencias con ella y por esa razón no quiso hacerse cargo del sepelio.
Pero los vecinos le pidieron que hiciera los trámites legales para reclamar los cadáveres, pues el único que podía hacerlo y que después ellos se encargarían del sepelio y de darles cristiana sepultura. Lolita y Toño solo se tenían mutuamente, pero eran muy queridos entre los vecinos y por ello todas estas muestras de solidaridad.
En otro tema los vecinos y amigos de los ahora occisos exigen a las autoridades dar pronto con el asesino y que le apliquen todo el peso de la ley.