• Lo mismo para el ex director de Grupo de Operaciones Especiales (GOES).
• Además Pemex exige la reparación del daño consistente en 152 mil 700 pesos.

Odilón Larios Nava.- El Agente del Ministerio Público de la Federación y Petróleos Mexicanos (Pemex), durante la audiencia intermedia del ex director de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López y el ex jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), Tomás Méndez Lozano, exigieron la penas de 8 años de cárcel para los ex policías a los que acusan de estar vinculados al robo de hidrocarburo, así como la reparación del daño a la paraestatal, cifra estimada en 152 mil 700 pesos.
La audiencia intermedia comenzó el martes alrededor de las 14:30 horas y culminó la madrugada del miércoles a las 05:00 horas, después de casi 15 horas de deliberar, donde la parte acusadora y los defensores de los policías mostraron sus pruebas respectivas que llevarán a la etapa final del proceso, es decir el Juicio Oral, el cual tendrá lugar en los próximos días.
En el Juicio Oral, el Juez tomará una determinación, dictará sentencia o exonerará, a los expolicías acusados de robo de hidrocarburo en la modalidad de sustracción.
La Jueza de Control del Centro de Justicia Penal Federal, Gabriela Rodríguez Escobar, ordenó que las actuaciones se desahoguen en un Tribunal de Juicio Oral, sin que se tenga hasta el momento la fecha a realizarse. La diligencia comenzó a las 14:30 horas del día martes y concluyó a las 05:00 horas de este miércoles.
Será mediante el Juicio Oral que se resuelva la situación legal de Estrada López y Méndez Lozano, quienes están detenidos desde el año pasado. Fueron aprehendidos en Tepeaca, y la parte acusadora los señala de haber sido detenidos junto con más de 30 vehículos cargados con combustible de procedencia ilícita.
Durante la audiencia intermedia la defensa legal presentó las pruebas que utilizará en el juicio oral para argumentar la inocencia de sus defendidos. En este caso la Jueza rechazo algunas de esas pruebas pero la mayoría fueron admitidas, tales como pruebas documentales, materiales y testimonios de testigos.
También la parte acusadora presentó las pruebas que presuntamente incriminan a los expolicías, también en este caso algunas de ellas fueron desechadas por la Jueza. En este caso Petróleos Mexicanos (Pemex) y personal militar, presentaran a algunos de sus elementos a declarar, pues fueron los que estuvieron el día de la detención el 13 de julio del 2015, en Tepeaca.
Pemex, según indicó Alejandro Reynoso Rosete, Agente del Ministerio Público Federal, exige que se imponga a los acusados la pena de ocho años de prisión, la cual es especificada para el delito del que se les señala. Mientras que Ana Lilia Guarneros López, representante de la paraestatal, exige además la reparación de los daños: 152 mil 700 pesos.