El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, exhortó a tipificar el feminicidio como un delito autónomo con un protocolo de actuación ministerial, policial y pericial específico, cuya penalidad sea la misma que a nivel federal.

Lo anterior tras inaugurar el Cuarto Encuentro Nacional de Armonización Legislativa de las Comisiones para la Igualdad de Género, de los Mecanismos para el Adelanto de las Mujeres y de los Tribunales Superiores de Justicia en las Entidades Federativas, destacó que aunque se han realizado esfuerzos para lograrlo, la realidad es que en algunos casos cuando el agresor es un familiar se considera como homicidio por razón de parentesco.

“Las mexicanas no pueden esperar más, nadie tiene derecho a ponerles obstáculos ni mucho menos a agredirlas”, subrayó el encargado de la política interior del país.

En las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, recordó que logros como la paridad de género en los congresos, la despolitización de la Alerta por Violencia de Género, y los avances en la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia son importantes; no obstante, reconoció que falta que la perspectiva de género esté presente en los marcos jurídicos de planeación y en los presupuestos estatales, así como incluir la paridad y lograr una cultura institucional que promueve la igualdad sustantiva.

Por ello, el Secretario Osorio Chong comentó que resulta imprescindible completar la publicación de leyes y reglamentos de igualdad y no discriminación en todo el país, además de evitar el matrimonio infantil, estableciendo para ello la edad mínima de 18 años, en concordancia con el Código Civil Federal.

Además, propuso contar con estadísticas confiables en los temas de procuración e impartición de justicia; fortalecer y consolidar los Centros de Justicia para las Mujeres y la creación de unidades de género en todos los congresos estatales.

“Abordar estos retos no es tarea fácil, se tiene que navegar contra corriente, pero ustedes tienen convicción y capacidad para hacerlo. En un Estado de derecho no caben leyes ni acciones discriminatorias”, aseveró.