Alberto Jiménez Merino, Delegado en Puebla de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), señaló que la línea de bovinos TIF que inició ayer en el rastro de la capital, permitirá asegurar la sanidad de la carne que consumen los poblanos y mejorar la comercialización con otros estados y países.
Al asistir a la colocación de la Primera piedra de la remodelación y equipamiento en la línea de proceso de bovinos Tipo Inspección Federal (TIF), exhortó a los productores capacitarse en el manejo de las nuevas técnicas de sacrificio, además de no usar químicos prohibidos como el clembuterol para la engorda de los animales.
Más tarde asistió a la Universidad Popular Autónoma de Puebla, en donde impartió la Conferencia “Oportunidades de Inversión en el Campo Poblano” resaltando las bondades de sembrar nuevos productos como la chía, plantas aromáticas, bambú, entre otros.