• Tribunal Colegiado ordena que la dependencia estatal dé cumplimiento a la sentencia de amparo.

Odilón Larios Nava.- La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) se encuentra incurriendo en desacato al no dar cumplimiento a la sentencia de amparo concedida por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito, al ex policía estatal custodio Jorge Serafín Pérez Leija, por el cese injustificado que sufrió en septiembre del 2014.
El 29 de septiembre del 2014 la SSP cesó a de su cargo al custodio antes señalado sin hacerlo apegado de los derechos constitucionales del trabajador, por lo que Pérez Leija recurrió a interponer un amparo, mismo que le fue concedido por el Juez de Décimo de Distrito en abril del 2015.
Sin embargo, Director General de Asuntos Jurídicos y Representante Legal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla, argumentó que no podía cumplir “con la ejecutoria constitucional” porque el citado quejoso había sido dado de baja por “abandono” de un trabajo administrativo en el mes de marzo.
Pese a dicha “argucia legal” el Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito dejó sin efecto el oficio que reclama el quejoso, por lo que las dos opciones que se le dan a la SSP es reinstalar al custodio o en su defecto empezar nuevamente el proceso administrativo pero respetando al quejo su derecho a una defensa adecuada y de audiencia, pero obligándose a pagar el 30 por ciento de su salario por el tiempo que dure dicho proceso y deberán brindar el servicio de atención médica al quejoso y sus dependientes económicos.
Es por ello que el citado Tribunal Colegiado requirió del “Subsecretario de Coordinación y Operación Policial y de la Secretaría Técnica de la Comisión del Servicio de Carrera Policial de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla” que “dé cumplimiento a la ejecutoria emitida en el mencionado juicio de amparo”.
En caso de que no cumplir con el anterior mandato en el término que señaló la autoridad: “se impondrá una multa de cien días de salario mínimo general vigente”. También se hace mención que: “En caso de ser omiso al presente requerimiento , en el plazo fijado, se impondrá la multa que proceda” y “los autos originales del asunto que se actúa, serán remitidos al Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en Turno del Sexto Circuito para la substantación del ‘incidente de inejecución de sentencia’ respectivo, y éste a su vez, en su caso, los remitirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para la separación de su cargo y su consignación penal ante el Juez de Distrito que corresponda por el delito de incumplimiento de sentencias de amparo”.
En entrevista el expolicía custodio señaló que derivado de lo anterior los funcionarios de la SSP podrían ser destituidos de sus cargos y hasta enfrentar responsabilidad penal en caso de no cumplir con el mandato de las autoridades ya mencionadas. “Le siguen dando vueltas a mi asunto, ya gané el amparo pero sólo están ganando tiempo para no cumplir con sus obligaciones” señaló Pérez Leija.
El quejoso reiteró que él fue cesado de su cargo en septiembre del 2014, en su momento la SSP le informó que por no haber aprobado los exámenes de control y confianza, pero después en el juicio de amparo la SSP manifestó que fue cesado hasta marzo del 2015, cosa que el quejoso señaló es una mentira.
“Sólo pido que me reinstalen en mis labores o si insisten en destituirme que me liquiden conforme a derecho, por los años que trabajé dentro de la SSP” dijo el Jorge Serafín, quien además indicó que el actuar de la dependencia estatal es común en los juicios de amparo que han interpuesto otros de sus excompañeros que atraviesan por un situación similar.