Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, señaló que la modificación en las cuotas del agua potable, también afectó a los templos católicos y al mismo Seminario Palafoxiano, por lo que confió en que este servicio mejore y los cobros sean justos.
Refirió que habrá que esperar que estos acuerdos se cumplan, al revelar que al entregar la concesión a la empresa privada, se afectó a toda la población y la Arquidióceisis de Puebla no fue la excepción, al señalar que algunos templos católicos y el mismo Semanario Palafoxiano, se le incrementó el servicio del agua y el servicio del drenaje en algún momento.
“Vamos a esperar porque este tema del agua a todos nos afectó, a las casas parroquiales, a las iglesias, esperemos que no sea electoral, se debe ver de forma seria y a fondo. En el Seminario, afortunadamente tenemos un pozo de agua, pero nos cortaron el servicio del drenaje, en otras parroquias que tienen un bañito en la sacristía y nada más y años sin agua, donde los padres tienen que comprar su pipa y les pasaron a traer” refirió.
Comentó que las iglesias, los decanatos, la Casa de la Cristiandad y otras instancias religiosas, acudieron de forma individual ante las oficinas de la empresa concesionaria para tratar de solventar sus pagos y así restablecer los servicios del agua y el drenaje, por lo que dijo que no tenía información sobre los montos a cubrir.
Por último, confió en que el programa de borrón y cuenta nueva anunciado por el ayuntamiento y la empresa, no sea solo un tema de proselitismo por las próximas elecciones, que se defina bien para realmente lograr un beneficio a la población. Con respecto al cuestionamiento de que el servicio del agua se re municipalice, Monseñor respondió que se debe optar por lo que sea mejor para los ciudadanos.