• Pidieron la suspensión de su procedimiento judicial, dando tiempo a que sus abogados busquen pruebas a su favor.
• La parte acusadora, PGR y Pemex, espera la reanudación del proceso para llegar al juicio oral.

Odilón Larios Nava.- Luego de ser acusados como probables responsables del delito de robo de hidrocarburo, una audiencia en el proceso del ex director de la Policía Estatal Marco Antonio Estrada López, y el ex Jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), Tomás Mendoza Lozano, fue aplazada a petición de los abogados defensores de los imputados.
Éstos solicitaron el sobreseimiento de la causa penal, es decir la suspensión del procedimiento judicial que se está llevando a cabo por su caso.
Al respecto los abogados han solicitado que el juicio contra sus clientes quede sin efecto, ya que alegan tener pruebas para demostrar la supuesta inocencia de sus defendidos.
Por su parte la Procuraduría General de la República (PGR) y Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes acusan a los ex policías y ya iban preparados para la audiencia que fijaría el juicio oral, ahora deberán esperar hasta nuevo aviso.
La audiencia se llevaría a cabo en las instalaciones del edificio del Poder Judicial del Estado con la Jueza Segundo de Distrito en Juicios Orales, Ana Luisa Beltrán González.
Su argumento se sustenta en la espera de que el Juez de Distrito les conceda el sobreseimiento, mismo que sí se llega a otorgar, dejaría a los imputados en libertad.
De lo contrario deberán enfrentar el Juicio Oral en las próximas semanas como se tenía previsto.