Por Jesús Lemus/Puebla

Socorro Quezada Tiempo fue víctima de “feminicidio político”, luego de la forma tan arbitraria en la que fue expulsada de las filas del PRD para que Carlos Martínez Amador controlara al Sol Azteca a través de la presidencia del partido.
Así lo expresaron las integrantes de la Red Plural de Mujeres, luego de considerar que la todavía diputada local del PRD, fue víctima de violencia política de género.
Sobre este particular, Dora Luz Sánchez Valencia, lamentó que Puebla todavía se caracterice por ser un mundo patriarcal, donde se ejerce cualquier acción para minimizar el trabajo de la mujer en el ámbito político.
“Consideramos que nadie debe vivir en un mundo donde se ejerza la violencia política de género, creemos que deben respetarse los protocolos internos para resolverse cualquier conflicto en los partidos políticos”, mencionó.
Sin embargo, Sánchez Valencia jamás quiso referirse a las acciones que ejecutó Nueva Izquierda a través de Carlos Martínez Amador y Jorge Benito Cruz Bermúdez para lograr la expulsión de Quezada Tiempo.
Por último, confió que proceda la impugnación de Socorro Quezada Tiempo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para demostrar que se violaron sus derechos políticos al expulsarla de manera arbitraria de las filas del PRD.