• Los restos óseos de Lili Marlene fueron entregados a sus padres y sepultados el pasado sábado.

Odilón Larios Nava.- Los restos óseos de Lili Marlene Guevara Hernández, fueron sepultados el pasado sábado en el panteón de san Baltazar Campeche. Luego de que se confirmara que los huesos hallados el pasado 26 de agosto, bajo el puente Centenario de la Revolución Mexicana en el Periférico Ecológico, correspondían a los de esta mujer que desapareció el 2 de julio pasado.
Como se informó oportunamente en este diario, la mujer de 27 años de edad, fue vista por última vez el pasado 2 de julio. Luego de las investigaciones por parte de la Agencia Estatal de Investigación, se logró la detención de su pareja sentimental de nombre David L., de 33 años de edad.
David, confesó su crimen, mencionó a las autoridades que tiró el cadáver desde un puente en el Periférico y dio la ubicación del puente Centenario de la Revolución Mexicana. Un equipo de agentes de la policía ministerial y peritos del Instituto de Ciencias Forenses, acudieron al lugar por la madrugada del 26 de agosto y localizaron un cráneo.
Volvieron horas después y ya con la luz del día pudieron localizar otros huesos, entre ellos un segundo cráneo humano, lo que dejó al descubierto otra víctima mortal de un caso aparte. Los restos óseos fueron sometidos a pruebas antropológicas y de ADN, las cuales dieron positivo a restos de Lili Marlene.
Es por ello que el sábado, los restos de esta joven mujer, fueron sepultados en el panteón de san Baltazar Campeche. Sólo estuvieron presentes los familiares más cercanos, para dar un sentido adiós a esta joven, quien dejó dos hijos huérfanos.
El probable homicida, de nombre David. L., sigue detenido y en los próximos meses se le dictará sentencia por el feminicidio de Lili Marlene.