·+ La alumna del B5M destacó en esta prueba de conocimientos en la cual participaron jóvenes de 11 países
Geraldine Lomelí Ponce, alumna del tercer año del Bachillerato Internacional 5 de Mayo (B5M), de la BUAP, obtuvo medalla de plata en la Novena Olimpiada Latinoamericana de Astronomía y Astrofísica (OLAA), en la cual puso a prueba sus conocimientos frente a estudiantes de 11 países de América Latina.
Celebrada en la ciudad de Antofagasta, Chile, del 8 al 14 de octubre, en esta competencia científica participaron cerca de 60 alumnos, menores de 19 años, de instituciones educativas de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, quienes midieron sus conocimientos sobre Astronomía y Astronáutica, a través de pruebas de observación de cielo nocturno, cohetería y uso de equipos astronómicos.
La estudiante de la BUAP fue una de las cinco jóvenes mexicanas que participaron en esta olimpiada, en la cual se realizaron exámenes, de forma individual y en equipo, sobre problemas de Física y Matemáticas aplicados en la Astronomía.
Además de las pruebas teóricas y prácticas, la joven tuvo la oportunidad de visitar el Very Large Telescop, el telescopio más grande del mundo, en el Observatorio ESO en Cerro Paranal. “Ver cómo abren las compuertas de los telescopios y observar todo el trabajo que se realiza en ese lugar fue una experiencia increíble”, expresó.
Esta no es la primera vez que Geraldine Lomelí asiste a una competencia de este tipo. En 2016 participó en la Octava OLAA, en Argentina, donde obtuvo también medalla de plata.
Con una sonrisa, dice sentirse muy orgullosa de representar a México y a la BUAP en la Novena OLAA, así como en distintos certámenes en los que siempre ha contado con el apoyo de su familia y maestros. Ahora, la estudiante de 17 años se prepara para competir en la Olimpiada Nacional de Física, del 12 a 16 de noviembre, en Monterrey, Nuevo León.
Cuando adquieres un nuevo conocimiento, la sensación es increíble
Desde pequeña Geraldine se caracterizó por ser autodidacta y por su gran curiosidad por entender cómo funcionan las cosas. Esto, sumado a su gusto por las ciencias exactas, la llevaron a convertirse en una estudiante de excelencia académica, ya que tanto en primaria, como en secundaria y preparatoria, ha tenido promedio de 10.
Además, desde su educación básica ha participado en diversas olimpiadas de conocimientos, en las que destacó por su buen desempeño y afirma que su estancia en el Bachillerato Internacional 5 de Mayo la ha dotado de las herramientas necesarias para desarrollar su intelecto.