Por Jesús Lemus/Puebla

El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Jorge Estefan Chidiac, se convirtió en el Donald Trump de Puebla, luego de construir muros entre la militancia para dedicarse a la expulsión de priistas.
Así lo declaró Fernando Morales Martínez, luego del proceso de expulsión que tiene en su contra, por supuestamente apoyar a la Alianza Sigamos Adelante en la renovación del gobierno estatal el pasado 5 de junio.
Aunado a lo anterior, el hijo del ex gobernador de Puebla, Melquiades Morales Flores, afirmó que defenderá su militancia priista y acudirá el 14 de septiembre ante la Comisión de Justicia Partidaria para evitar el proceso expulsión.
Desde su punto de vista, este procedimiento tiene algunos vicios, luego de considerar que todo proceso de expulsión debe arrancar en el Comité Directivo Estatal del PRI y no la sede nacional del partido.
Condenó la actitud de Jorge Estefan Chidiac, quien se ha dedicado argumentar una serie de acciones en su contra, para agilizar su salida de las filas del Revolucionario Institucional.
Aclaró que sus trabajos como diputado federal y ex presidente estatal del PRI, serán sus principales elementos para defender su permanencia en las filas del instituto tricolor.
“Busco mantener mi permanencia en las filas del PRI, creo que Jorge Estefan se convirtió en Trump Estefan porque busca crear muros entre los militantes y se dedica a expulsar a los priistas”, señaló.