Marco Fierro

 

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno que encabeza Fernando Manzanilla como Omar Álvarez Arronte, además de empresarios, regidores, la secretaria de Turismo,  Mónica Prida Coppe y de Gobernación René Sánchez Galindo, recorrieron la calle 5 de mayo supervisar la primera etapa del reordenamiento del comercio informal.

 

Durante el recorrido por la calle 5 de mayo para verificar la liberación de ambulantes de esta vialidad y las condiciones en las que se encuentra este corredor, la edil capital aprovechó para observar otras necesidades.

 

Al recorrido, que inició de reforma a la 18 oriente, se sumaron líderes de ambulantes, a quienes les resaltó la importancia de liberar los accesos principalmente porque transitan personas de la tercera edad y con sillas de rueda.

 

“Queremos organizarnos, por eso venimos presentándonos con las vecinas y vecinos porque es importante hacer diálogo que surta efecto positivo y lleguemos a acuerdos por el bien de la ciudad”, dijo.

 

En un momento de su caminata dijo a los empresarios y a los ambulantes que no  usará la fuerza para desalojarlos y en todo momento se ponderará el diálogo, como lo ha hecho la Secretaría de Gobernación.

 

En entrevista, se comprometió a recuperar el centro histórico pero con organización y diálogo, y señaló que se ha ido avanzado en las etapas que se han trazado desde un inicio, como por ejemplo citó la calle 5 de mayo que tiene dos meses libres.

 

En su oportunidad, Omar Álvarez Arronte sostuvo que la administración que encabezó Luis Banck Serrato heredo más de 3 mil ambulantes, dejando en claro que el tema se desbordó a la actual gestión municipal.

 

“Por supuesto, esta administración heredó un número descontrolado de ambulantes, 3 mil 400, fueron 8 años de pesadilla, ahora traemos un numero de mil 200 a mil 400. La intención es irlos reduciendo gradualmente a 600”, concluyó.