– Gran movilización policíaca causó l sospecha de un artefacto explosivo bajo un vehículo Aveo estacionado en la 16 Sur casi esquina con la 31 Oriente. Tras los trabajos de rigor por parte de los elementos de seguridad pertenecientes al grupo antiexplosivos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, se determinó que sólo se trataba de dos localizadores, que al parecer fueron colocados por la ex pareja de la propietaria del automotor.
Cerca de las 21:00 horas de este jueves un hombre se percató de que un sujeto bajó de un vehículo, salió corriendo, luego se acercó a un vehículo Aveo color blanco estacionado, luego se agachó y colocó unos artefactos que emitían una luz verde a intervalos de tiempo. Tras colocar los artefactos titilantes el sujeto salió corriendo abordó un auto y huyó del lugar.
Esta actitud sospechosa llamó la atención de uno de los vecinos, que avisó de lo anterior al Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), al llamado acudieron uniformados del Sector Dos de la Policía Municipal, quienes se encontraban realizando un patrullaje de vigilancia por calles cercanas.
Los policías verificaron que había algunos objetos sospechosos, por lo que al desconocer de qué se trataba, llamaron al Grupo Potasio de la Policía Estatal y a un binomio del Grupo K-9 – un uniformado y un perro entrenado – de la Policía Municipal. Los especialistas en el manejo de explosivos descartaron que se tratara de un artefacto peligroso.
Al retirar los dos pequeños artefactos, de dimensiones no mayores a un teléfono celular, los cuales habían sido semifijados a la parte metálica del vehículo por medio de dos imanes se percataron de que en ellos estaba grabada la leyenda “AUDEX”, lo cual indicaba que se trata de dos localizadores.
Cuando los uniformados se entrevistaron con la propietaria del vehículo mencionó que se encuentra separada de su esposo, y que ha tenido algunos problemas con él, por lo que sospecha que esa podría ser la causa de que le hayan colocado los artefactos localizadores.
De esta forma tras retirar los dos artefactos que se encontraron en el lugar se informó a la agraviada de lo que se trataba, quedando todo en un simple susto.