• Llama Osorio Chong a consolidar este Sistema en toda la República.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que la capacitación policial representa un aspecto fundamental para que el nuevo Sistema de Justicia funcione, para lo cual exhortó a las autoridades de las entidades federativas, sin excepción, a asumir su responsabilidad en este tema.

Para este Sistema, aseguró el encargado de la política interior del país, es fundamental que el eslabón inicial, el del policía como primer respondiente, funcione, de ahí, reiteró, la prioridad es su capacitación.

Por ello, señaló la importancia de continuar avanzando en una nueva etapa de maduración y consolidación y, sobre todo, de no bajar el ritmo en esta tarea. “Porque el éxito del Sistema Penal Acusatorio no está solo en su diseño, sino fundamentalmente en su aplicación día con día”, puntualizó.

A las autoridades de los Órganos Implementadores del Sistema de las 32 entidades del país, el Secretario Osorio Chong indicó que el trabajo en esta materia tiene repercusiones en la vida diaria de miles de mexicanos. En este sentido, agregó, se trata de concentrar los esfuerzos en la evaluación y el seguimiento permanentes del Sistema para identificar avances y resultados, pero también los retos y las áreas de oportunidad.

Al Clausurar los trabajos de la Décimo Segunda Reunión Nacional de Órganos Implementadores, el titular de esta dependencia apuntó que el objetivo es lograr una nación más justa, donde la ley proteja por igual derechos y libertades, por lo que, sostuvo, no debe quedar ninguna duda de que el próximo 18 de junio entrará en vigor el Sistema Penal Acusatorio en toda la República.

A quienes integran los Órganos Implementadores del Sistema, procuradores, jueces, ministerios públicos, policías, académicos, organizaciones de la sociedad civil que asistieron al evento, el Secretario de Gobernación reconoció su labor, porque “en sólo tres años, rompieron con el estancamiento que había caracterizado este proceso, y le dieron forma y fondo a esta transformación”, y porque las políticas públicas efectivas son siempre producto de una tarea compartida.

Destacó que el fondo de la reforma constitucional de 2008, es fortalecer a las instituciones, poner fin a la impunidad y consolidar un país de libertades y garantías plenas. Esta, resaltó, es una reforma que transforma y da un sentido más humano a la justicia penal para que sea más cercana, confiable y oportuna.