Dulce Gómez

La Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre marchó por segundo día consecutivo a Casa Aguayo, tras el asesinato de Meztli Sarabia Reyna, que ocurrió la mañana del jueves pasado en las oficinas del Mercado Hidalgo.

Los integrantes de dicho gremio colocaron una ofrenda floral justo en la entrada del recinto del Gobierno del Estado, además de cartulinas en las que exigieron que la administración resuelva el crimen.

En entrevista, Rita Amador López, miembro de esta organización aseguró que la 28 de Octubre no forma parte de ninguna banda criminal, a pesar de que la Fiscalía General del Estado de Puebla ([FGE) anunció en rueda de prensa que el móvil podría estar relacionado con el narcomenudeo o extorsión.

También, pidió que las autoridades lleguen hasta las últimas consecuencias y den con el paradero de los responsables.

“Nosotros no somos un grupo armando ni pertenecemos a ninguna banda como para que tengamos ajustes de cuentas, es mentira que haya sido un ajuste de cuentas”, dijo.

En este mismo contexto, expresó que “no se vale” que a Meztli Sarabia se le pretenda incriminar, una vez que no puede defenderse.

“No se vale que quieran incriminar a la compañera Meztli en la venta drogas, ya quedó demostrado que a pesar de que a su padre y sus hermanos los acusaron injustificadamente”, acotó.

Amador López recordó que en los 44 años de vida gremial de la 28 de Octubre nunca se había dado una agresión como la ocurrida ayer.

“No tenemos enemigos. Hemos venido sufriendo represión por parte de las autoridades. No aceptamos las suposiciones de la administración, pero si ellos las mantienen pues tendrán que demostrarlo”, finalizó.