Marco Fierro

Aunque la Ciudad de Puebla es uno de los referentes turísticos más importantes de México, en estas vacaciones de invierno que llegaron a su fin, la afluencia de visitantes fue a la baja, no sólo de nacionales, sino también de internacionales.

 

A pesar de la escasa llegada de turistas el Centro Histórico, los Fuertes de Loreto y Guadalupe, los túneles de Puebla, en la capital, así como los municipios de Cholula, Atlixco y Cuetzalan, al interior de Estado, continúa siendo lo que más prefieren y sorprenden a los turistas.

 

Sobre el tema, la coordinadora del tour de barrios antiguos, Yedid Teutle, dio a conocer que la afluencia de turistas en las recién terminadas vacaciones de invierno no fue como lo esperaban, pues en comparación al 2017, año en que se registró el sismo del 19 de septiembre, la llegada de visitantes para fin de año de este 2018, bajó cuando menos un 30 por ciento.

 

“En este fin de año que acabamos de pasar, tuvimos una afluencia de turismo muy escasa, comparado con el año pasado se puede decir que tuvimos un 70 por ciento de turismo”, expresó.

 

De acuerdo con Yedid Teutle el motivo por el cual la llegada de turistas fue mayor en el 2017, que en comparación al 2018, simplemente fue a raíz del sismo, el turismo se volvió herramienta para apoyar a la ciudad a través de una mayor derrama económica.

 

Durante el pasado fin de año, los principales visitantes fueron de la Ciudad de México y el Estado de México, Veracruz, así como de Oaxaca, y en cuanto al turismo internacional, visitantes de España, Francia, Alemania, y de países de Sudamérica como Colombia, fueron los que se dieron cita en la capital poblana.

 

Señaló que su atracción, que se basa en un tranvía colonial que pasea por los barrios antiguos, la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe, no sólo se limita a Puebla Capital, puesto que tienen el mismo servicio para visita de otros Pueblos Mágicos como Cholula y otros de la zona serrana, como Zacatlán, Chignahuapan, Tlatlauquitepec y Cuetzalan.