+ El Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos imparte taller en la Facultad de Cultura Física por el Día Internacional de la Mujer

El “desprincesamiento” busca promover la reflexión acerca de los estereotipos femeninos impuestos por los medios de comunicación, a través del cine y la televisión, sobre los modelos de belleza y el comportamiento que las mujeres deben tener desde pequeñas por el hecho de nacer como tales.
Así lo afirmó Vianeth Rojas Arenas, integrante del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos, durante el Taller de “Desprincesamiento” que impartió en el Salón de Posgrado de la Facultad de Cultura Física, como parte de las actividades que la BUAP lleva a cabo a cabo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, “Más allá del rosa”.
Durante el taller, al que acudieron alumnos de esta facultad, Rojas Arenas se refirió ampliamente a los estereotipos implantados, por ejemplo por el cine, mediante figuras como las princesas de Disney. Explicó que personajes como la Cenicienta, Blanca Nieves, la Bella Durmiente o la Sirenita, además de establecer el modelo de belleza femenino, difunden y promueven en sus historias el mensaje de que la mujer carece de poder de decisión, que es frágil y que sólo está a la espera de un príncipe, quien será el único con el poder de rescatarla de su sufrimiento y darle la felicidad anhelada.
Consideró que este modelo de comportamiento femenino ha influenciado a muchas generaciones y ha logrado implantarse prácticamente en el ADN de muchas mujeres, hecho que promueve situaciones de desigualdad y violencia, y que las inhibe para ejercer sus fortalezas y asumir su poder de decisión e independencia.
Es por ello que el “desprincesamiento” busca impulsar la reflexión sobre aspectos como la belleza, que puede ser tan diversa como todo lo que podamos imaginar, y que no es necesario comulgar con los modelos de hermosura establecidos, en virtud de que ésta es una construcción social”. Además, sobre el amor romántico que se promueve a través de las historias de las princesas de Disney.
“Hay que aprender que los cuentos de hadas presentan una idea de ‘amor romántico’ que predispone a la niña/mujer en una posición desigual respecto a los niños/hombres, que promueve la idea de que las mujeres deben esperar siempre a ser rescatadas, sufrir por el amor del príncipe o cambiar el físico y atributos para lograr la aceptación masculina”.
Otro de los objetivos del “desprincesamiento” es hacer ver que las mujeres tienen la capacidad e independencia de elegir libremente la persona que desee ser, mediante el descubrimiento de sus fortalezas y potencialidades.
Además, promover que las féminas logren tener la convicción de que, si es su decisión, pueden estar solas, sin estar obligadas a estar con un hombre que no te quiere o que ejerce violencia en tu contra, ya sea emocional, sexual o económica, puntualizó la activista.