• Hoy, cerca de 3 millones de jóvenes de los niveles medios superior y superior ya están afiliados al IMSS, la meta es alcanzar los 7 millones.

El Presidente Enrique Peña Nieto resaltó el esfuerzo que llevan a cabo distintas dependencias del Gobierno de la República para afiliar a jóvenes estudiantes de los niveles medio superior y superior al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y con ello proporcionarles servicios médicos y de salud.
Aseguró que hoy, cerca de tres millones de estudiantes ya están afiliados, y que la meta es alcanzar los 7 millones de jóvenes en estos niveles educativos. “Yo estoy convencido de que muy pronto llegaremos a esta gran cifra, 7 millones de jóvenes que estén afiliados, que tengan su cédula, y que eso les garantice acceso a los servicios de salud que presta el IMSS”, subrayó.
El Primer Mandatario destacó también los esfuerzos que se realizan “para cumplir con los objetivos más importantes y de mayor prioridad que tiene este Gobierno”.
En primer lugar, dijo, el de la salud; “lograr una mayor universalización en el tema de la salud, es decir, asegurar que todas y todos los mexicanos tengan acceso efectivo a la salud”.
Refirió que “no basta a veces con estar afiliado o tener un hospital cerca, sino que realmente se tenga ese acceso efectivo a la salud”.
El segundo objetivo, añadió, es el de la educación. “La Reforma más importante, de mayor calado y de mayor transformación, la Reforma Educativa, es la que permitirá o habrá de asegurar que las nuevas generaciones tengan mayores espacios y oportunidades efectivas de incorporarse a la actividad productiva, pero además, de encontrar un mejor ingreso y sueldos mejor remunerados”, explicó.
El tercer objetivo, precisó, “está en asegurar un México más equitativo, cerrar la brecha de desigualdad”.
Para ello, puntualizó, “partimos de reconocer dónde están nuestras mayores vulnerabilidades, de haber reconocido que había más de siete millones de mexicanos que no tenían acceso a la alimentación todos los días”.
Señaló que se han emprendido distintas acciones, como “una Cruzada Nacional contra el Hambre, la participación de distintas entidades públicas y privadas, un esfuerzo transversal, es decir, no de una persona, no de un funcionario, sino de varias dependencias para lograr un objetivo: que la población tenga acceso a una diaria alimentación”.
El Presidente Peña Nieto dijo que “estos son servicios básicos y elementales que queremos existan en México, que sean una realidad”.