Yanko Ramos, entrenador de los Aztecas de taekwondo, ha puesto otra estrella a su gloriosa carrera: ser Cinta Negra Quinto Dan. Grado otorgado tras haber concluido satisfactoriamente el examen del Colegio de Arte Marcial Coreano (CODAMK), en la duela del Gimnasio Morris Moe Williams.
Actualmente es tetracampeón de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas con la Tribu Verde varonil; ganador de trofeos por equipos en la misma CONADEIP. Tercer lugar en la Universiada Nacional del Consejo Nacional del Deporte de la Educación (CONDDE). Ha sido entrenador de la selección poblana de taekwondo en dos etapas, a quien ayudó a ganar varias medallas en Olimpiadas Nacionales.
También es forjador de talento en categorías menores, incluso, puede presumir que sus pupilos fueron y son seleccionados nacionales y hasta campeones del mundo.
Ahora, Yanko Ramos ha logrado otra insignia que condecora sus 35 años de carrera, en este arte; haciendo un examen de grado frente a maestros del taekwondo, fungiendo como sinodales y siendo avalados por el Colegio de Arte Marcial Coreano. En dicho examen tuvo que realizar una serie de movimientos contra varios adversarios imaginarios, poomsae o formas, ejecutándolos de manera precisa para su calificación aprobatoria.
Después de haber concluido de manera satisfactoria y con el fallo de los jueces, Yanko recibió su cinta negra, que lo acredita como un maestro del arte marcial. “El taekwondo hay que tomarlo como un estilo de vida y llegar al Quinto Dan es un reconocimiento de ser leales, aprender valores y principios que los trasmitimos a nuestros alumnos”, comentó el entrenador.
Por lo pronto, el coach se concentra en lo que vendrá para la Tribu Verde, y esperar 6 años para luchar por el Sexto Dan, pues entre cada examen hay un espacio de años por cada nivel, hasta llegar a 9.