La Secretaría de Educación Pública realizó la Asignación de Plazas de Promoción a 207 maestros que a partir de ahora asumirán cargos de Dirección y Supervisión en Educación Básica, en un evento público encabezado por el titular de la dependencia, Ignacio Alvízar Linares, quien aseguró que “este es un proceso legal, transparente y equitativo que permitió una selección de los mejores perfiles”.

Destacó que la labor de directores, supervisores, subdirectores o jefes de sector es clave para obtener buenos resultados en todas las escuelas, por ello se requiere que todos trabajen de forma profesional y en unidad de objetivos. “Trabajen para lo administrativo, pero también para las áreas curricular y educativa, porque sólo a través del reconocimiento de estos factores, se pueden establecer acciones que nos permitan la mejora de la comunidad escolar”.

Asimismo, Alvízar Linares dio a conocer que de acuerdo a la lista de prelación se realizó la asignación de plazas a 31 Subdirectores, 171 Directores, 3 Supervisores y 2 Jefes de Sector.

Por su parte, Ramiro Rosales Acevedo, representante del CEN del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sección 23, felicitó a las y los docentes que aceptaron el reto de presentar una evaluación, misma que se realizó bajo un estricto proceso de transparencia y en apego a la legislación; al tiempo de exhortarlos a trabajar de manera coordinada con los padres de familia y la comunidad en general con la finalidad de responder a las necesidades educativas de las niñas y niños, respetando su derecho a la educación y con la excelencia en la enseñanza.

En su oportunidad, Álvaro Álvarez Barragán, Subsecretario de Educación Obligatoria, informó que en esta ocasión se tuvo un pre-registro de 2 mil 525 docentes, de los cuales mil 443 docentes fueron los evaluados y de ellos 207 obtuvieron los mejores resultados en el examen de oposición.

De esta forma, el gobierno de Tony Gali, a través de la Secretaría de Educación Pública, reafirma su compromiso por mantener la calidad educativa en coordinación con el magisterio poblano, para impulsar acciones que permitan el desarrollo profesional docente.