Tres menores de nacionalidad estadounidense, que sufrieron maltrato infantil por parte de sus familiares en la Junta Auxiliar de Santo Tomás Chautla, perteneciente al municipio de Puebla, fueron repatriados a Estados Unidos, donde el Consulado de dicho país se hará cargo de su situación jurídica, además de supervisar su calidad de vida y educación, confirmó el Encargado de Despacho de la Dirección General del Sistema Estatal DIF, Jorge David Rosas Armijo.
En este sentido, Rosas Armijo señaló que los infantes de 7, 5 y 3 años respectivamente, permanecieron bajo custodia del organismo desde el pasado mes de mayo, luego de que fueran rescatados por elementos de la Policía Estatal en la calle Francisco Villa, del Barrio de la Cruz, ubicado en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla, tras un reporte ciudadano en el que se indicaba que los niños presentaban indicios de haber sido golpeados.
Ante esta situación, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) integró la averiguación previa número 1866/14/ESEX por el delito de violencia familiar, en contra de quien o quienes resultaran responsables, tras presentar a los menores ante el Ministerio Público, quien determinó que quedarían bajo custodia del Sistema Estatal DIF, en tanto se resolvía su situación legal, por lo que fueron trasladados a Casa de la Niñez Poblana, donde se les brindó apoyo integral, además de valoraciones médicas y psicológicas.
Luego de diversas investigaciones, se concluyó que los menores son de nacionalidad norteamericana, una vez que nacieron en el vecino país del norte, donde permanece la madre de los pequeños, quienes regresaron a México en compañía de su padre, lo cual se reportó ante el Consulado de la Unión Americana, quienes solicitaron su repatriación inmediata, misma que se llevó a cabo en la ciudad de Tijuana, Baja California.
“En días pasados el Sistema Estatal DIF entregó la custodia de los tres menores de nacionalidad estadounidense al Consulado de dicho país, quienes determinarán con quien o quienes permanecerán, una vez que la madre y abuela radican ahí. Cabe destacar que se les brindó apoyo integral en todo momento, por lo que fueron entregados en buenas condiciones”, indicó Rosas Armijo.
En este sentido, el Encargado de Despacho de la Dirección General del Sistema Estatal DIF, señaló que la Procuraduría General de Justicia continúa con las investigaciones correspondientes en torno a este caso, luego de que asegurarán al padre de los niños y a su madrastra como responsables de las agresiones físicas a los menores de edad