Para apoyar a casi medio millón de habitantes de las entidades que más resienten el frío, el Gobierno de la República inició ayer la entrega de igual número de cobijas, despensas y colchonetas en 187 municipios de 18 estados del país.
Al encabezar el evento en que hizo entrega de estos apoyos, en la capital de Hidalgo, el Presidente Enrique Peña Nieto informó que de manera simultánea Secretarios y Subsecretarios del Gobierno de la República realizan lo propio en otras entidades del país.
Se han entregado 120 mil despensas; 500 mil cobertores y medio millón de colchonetas, a igual número de personas en 18 estados del país que más resienten las bajas temperaturas registradas en esta temporada.
El Primer Mandatario informó que, de acuerdo con la Coordinación Nacional de Protección Civil, “se espera que tengamos todavía 25 frentes fríos en el territorio nacional”, y por ello “queremos apoyar a las zonas que más resienten el frío”.
Expresó su felicitación a los Gobiernos estatales que toman “medidas específicas para apoyar a las regiones de sus estados que más padecen el clima durante la temporada invernal en nuestro país”.
En el evento, el Presidente Peña Nieto también atestiguó la firma del convenio de coordinación para la ejecución del Programa de Infraestructura Indígena, entre el Gobierno del Estado y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.
Así mismo el titular del Ejecutivo señaló que este convenio permitirá apoyar a comunidades indígenas para asegurarles los servicios básicos como agua potable, electrificación y caminos a pueblos apartados y dispersos en distintas entidades. En el caso específico de Hidalgo, el convenio es para apoyar la construcción de vivienda, clínicas de salud, casas del niño indígena, becas para educación superior, y apoyo a proyectos productivos.
Finalmente indicó que en esta temporada de frentes fríos, la Secretaría de Gobernación ha emitido declaratorias de emergencia en 18 estados por heladas severas. Las entidades más afectadas han sido Chihuahua, Estado de México y Baja California. Los municipios afectados son cerca de 200, ubicados en su mayoría en el norte y centro del país.