• Los edificios serán destinados para el funcionamiento de sus actividades administrativas
Tras la firma de contratos de comodato con la Asociación Sindical de Personal Académico (ASPABUAP) y el Sindicato Independiente de Trabajadores No Académicos (SITBUAP) de la BUAP, el Rector Alfonso Esparza Ortiz entregó dos inmuebles a dichas organizaciones para el funcionamiento de sus actividades administrativas.
“Nuestro compromiso es seguir buscando estrategias en beneficio de nuestros trabajadores: docentes, investigadores y administrativos. Por lo tanto, seguiremos realizando importantes esfuerzos para apoyar el desempeño y superación de todos”, señaló el Rector de la BUAP.
Los contratos firmados, destacó, son un cumplimiento a la palabra empeñada con estas organizaciones, pues “sabemos de sus requerimientos por adquirir un inmueble propio, por lo que se atendieron sus necesidades de espacio, así como aquéllas para brindarles certeza laboral”.
A la fecha, se han entregado mil 248 definitividades y 648 promociones a los trabajadores de la Institución. Se trata de un ejercicio anual desarrollado con transparencia, dijo.
Misael Mejía Pérez, secretario general del SITBUAP, expresó que la entrega de estos inmuebles aterriza el compromiso de la Institución con sus sindicatos, al otorgarles certidumbre en instalaciones fijas, lo cual será un beneficio para sus integrantes.
Por su parte, Jaime Mesa Mújica, secretario general de la ASPABUAP, indicó que este ejercicio es inédito, pues ahora se tendrá un espacio propio para esta asociación. Asimismo, con dicha acción se consolida al ASPABUAP, ya que a través del diálogo y respeto con las autoridades de la Institución, se consiguen acuerdos comunes.
El SITBUAP tendrá un inmueble ubicado en la segunda calle de Carmen Serdán número 2538, colonia Bella Vista; mientras que la ASPABUAP, el edificio ubicado en la calle Cedro número 45, en el fraccionamiento Arboledas de Guadalupe.
Las cláusulas establecen que los edificios sólo podrán ser destinados para el funcionamiento de oficinas. El comodante tomará las acciones necesarias para procurar la posesión pacífica e ininterrumpida de estos inmuebles por parte de los comodatarios, detalló Rosa Isela Ávalos Méndez, Abogada General de la Institución.
Por su parte, agregó, los comodatarios se obligan a cuidar y conservar en buen estado el inmueble otorgado, así como dar aviso de cualquier afectación que llegase a sufrir el mismo. Además de no ceder a terceros el uso del edificio.