Odilón Larios Nava.-

Despiden al presidente auxiliar saliente de Sanctorum, con una manifestación y entre descalificaciones por su trabajo. Lo acusan de pretender vender un pozo de agua potable a Cuautlancingo.
La gente del pueblo se organizó desde días antes convocando a una manifestación frente a la presidencia éste domingo, acudieron cerca de 300 personas, quienes le quitaron el manejo del agua potable a “Paco”, como conocen al presidente saliente, y nombraron un comité que se encargué de administrar y manejar el agua de la comunidad.
La manifestación tuvo lugar este domingo desde las diez de la mañana vecinos de Sanctorum acudieron a manifestarse frente a la presidencia de la junta auxiliar. Desde días antes por medio de perifoneo se había convocado a la comunidad en general a acudir a pedir cuentas al presidente saliente de nombre Oscar Montis Franquiz, mejor conocido como “Paco”.
Corrió la voz de que habría vendido un pozo de agua, así mismo de malos manejos en su administración. Sin embargo el motivo específico de la manifestación de este domingo fue el problema del agua potable. “Paco” se encerró en su oficina sin embargo los ánimos se calentaban y los gritos en su contra no cesaban.
Es por ello que no le quedó más remedio que abrir las puertas y entablar un diálogo con las personas que exigían respuestas sobre los manejos del agua potable. De tal manera que allí mismo se nombró una comisión del agua y de esta manera se le quitó el poder sobre este tema al presidente saliente, quien en menos de quince días estará abandonado el cargo.
El comité que se nombró está integrado por cuatro personas que fueron elegidas en ese mismo momento, quienes se encargaran de los manejos y administración de los pozos y así, dijeron, impedir que los mismos sean vendidos o mal administrados.
Durante la manifestación, no faltaron las descalificaciones en contra de “Paco”, a quien acusaron de hacer mal uso de los recursos federales, así como de las cuotas que pagan las empresas asentadas en la comunidad, e incluso de haber tenido relaciones con su secretaria en las oficinas de la presidencia.
Así, con los ánimos calientes de la turba, no faltó quien tomara el micrófono e increpara al presidente saliente. Las más ácidas fueron las mujeres, una de ellas lo acusó de torpe y “ratero” y después agregó que todo se lo decía de frente y para finalizar le recordó el día de las madres.
Todo esto lo escuchaba atentamente el presidente entrante Javier Escalante, de ocupación comerciante, quien no sabe leer y ni escribir, según informaron pobladores de Sanctorum, quienes dicen lo eligieron por simpatía. Pero mientras estaba al tanto de cómo quedarían las cosas, alguien tomó el micrófono y lo instó a trabajar correctamente, de lo contrario sabría ya a qué atenerse.
Ya este lunes el comité del agua potable recién nombrado, tuvo su primera asamblea para organizarse y saber cómo van a trabajar en lo sucesivo.