El dicho de que los pueblos tienen los gobiernos que merecen, creo que no aplica en Teziutlán o está equivocado, porque creo que no merecemos este patético y mediocre gobierno. O tal vez si aplica porque por unos pesos muchos vendieron su voto y su conciencia y pusieron en peligro el destino y futuro de Teziutlán.

Para mi sorpresa hay gente que defiende al excelentísimo y como no tiene argumentos validos recurren a la denostación tal y como me sucedió ayer en un café del centro de la ciudad, donde un hombre furioso me agredió verbalmente al puro estilo del que nos gobierna, ya que afirmo que nadie compra la Opinión Diario de la Mañana y uno de sus amigos ahí presentes lo corrigió diciéndole que un servidor era el periodista más leído de Teziutlán, y dijo “yo no lo leo”, y entonces viene la pregunta, ¿por qué se enoja con un servidor? jajajajajaja. Se me hace que me lee a escondidas, jajajajaja.

Y para no perder el hilo, hay les va una mancha mas a la cebra, por no decir burro, porque a tigre no llega. Resulta que ayer el concesionario de Grúas Bermúdez, Sergio Bermúdez denuncio en rueda de prensa el abuso de poder, persecución y prepotencia que está ejerciendo el excelentísimo hacia esta empresa de grúas que es la más antigua de Teziutlán y la región con más de 35 años de servicio.

Lo dicho ayer por Sergio Bermúdez retrata a la perfección lo que estamos viviendo y que muchos por temor callan. Y hay les va un pequeño relato de la situación. Primer acto, dijo que en alguna ocasión en una reunión en Casa de Cultura acudió a un evento y que al saludar al finísimo y educado Presidente Municipal, este lo dejo con la mano extendida. Segundo acto, le mando a cobrar el impuesto predial de dos propiedades y en una le hizo un pequeño incremento del 300 por ciento, mientras que en la otra el incremento fue del 500 por ciento. Tercer acto, por medio de agentes viales les ha hecho saber a los operadores de las grúas que no pueden trabajara en Teziutlán por ordenes del excelentísimo. ¿Cómo se llamo la obra?, yo le pondría, “Ya te vi y te voy a chingar” o “Al buen entendedor pocas palabras”. Póngale el título que usted quiera a esta grotesca obra.
El fondo de esto es que el excelentísimo tiene a sus grúas favoritas, como quien dice, esta plaza ya esta aparatada para otra empresa que tiene la exclusividad de operar todo lo relacionado con el arrastre de vehículos ya sean infraccionados, accidentados o descompuestos con la anuencia y complacencia del gobierno local que no se ha dado cuenta que las concesiones de grúas son otorgadas por el gobierno federal y que su zona de influencia es todo el territorio nacional y que la concesión no está a expensas de los caprichos de las autoridades municipales.

Para acabar pronto, el afectado envió un escrito dirigido al Presidente Municipal de Teziutlán donde le explica a detalle cómo funcionan estas concesiones y pide le expongan el motivo de bloquear a esta empresa de grúas. En otro documento le pide que le explique en que se basa para aplicar incrementos de 300 y 500 por ciento al impuesto predial que le están cobrando. De seguir esta situación el afectado interpondrá un amparo porque están bloqueando una concesión otorgada por el gobierno federal. Lamentablemente esta es nuestra nueva realidad en Teziutlán. Nos leemos mañana.